Redacción

A Pedro Sánchez le espera un largo fin de semana para dar forma a su futuro gobierno. Y los rumores sobre los ministrables ya se empiezan a extender. La lista está encabezada por dos mujeres, asturianas ambas, que aparecen bien situadas para formar parte del Ejecutivo de Sánchez, que se podría hacer público el próximo lunes. Por una parte, Adriana Lastra, número 2 del PSOE y mano derecha de Sánchez en esta borrascosa odisea que el líder socialista ha afrontado en el último año y medio. Lastra podría asumir la vicepresidencia del Gobierno para convertirse en la mujer fuerte del Gobierno. Por otra parte, María Luisa Carcedo, la actual secretaria Ejecutiva de Sanidad y Consumo. La veterana política, de larga experiencia en la política regional y nacional, ha sido también un apoyo indispensable para Sánchez. Su nombre suena para la cartera de Asuntos Sociales. Tanto Lastra como Carcedo pasaron por ese camino abrupto del javierismo al sanchismo. Un camino que tanto ha dividido a la familia socialista en Asturias.

Mariano El Breve

Otra consecuencia de la moción de censura: los daños colaterales en la Delegación de Gobierno. Nuevo signo político, nuevo delegado del gobierno. La víctima tiene nombre, Mariano Marín, Mariano El Breve. Nombrado hace solo dos meses, tras la marcha precipitada, con nocturnidad y alevosía de Gabino de Lorenzo, Marín había empezado con brío su labor al frente de la Delegación como contraste con el vacío silente del exalcalde de Oviedo. La etapa de Marín no podrá ser recordada. La rumorología ya empieza a alimentar las quinielas sobre el sucesor de Marín. Iremos informando.   

Valora este artículo

8 votos
Comentarios

Ministrables asturianas de Pedro Sánchez