«Me gustaría que cualquier paciente fuera atendido en menos de una semana. Ese es el objetivo a cumplir»

Susana Machargo
Susana D. Machargo REDACCIÓN

ASTURIAS

El gerente del Sespa, José Ramón Riera
El gerente del Sespa, José Ramón Riera Tomás Mugueta

El gerente del Sespa, José Ramón Riera, hace un repaso a los temas candentes de la sanidad asturiana, de los SAC, a las listas de espera, la escasez de médicos o cómo será la atención en el futuro de una sociedad envejecida

04 jun 2018 . Actualizado a las 19:49 h.

A José Ramón Riera le gusta conversar. Pregunta y responde con agilidad. Tan pronto se refiere a un congreso, como habla de viajes o de los sistemas de información que le gustaría implantar en la sanidad asturiana. Pero el gerente del Sespa es también una persona práctica. Sabe que uno de los principios básicos para convertirse en un buen gestor es aprender a convivir con la frustación, esa que habita entre todos los planes que tiene en mente y los que puede poner en marcha con los recursos de una comunidad autónoma de un millón de habitantes. Hace ya dos décadas que este especialista en Anatomía Patológica dio el salto a la gestión sanitaria. Desde entonces trabaja en el mundo de la estrategia con la misma pasión con la que antes lo hacía en los hospitales. El Sespa es, no obstante, una primera línea en la batalla. Gestiona, de hecho, la empresa con más personal de Asturias. Dice, con mensura, que eso prefiere no pensarlo.  

-Ha ocupado usted muchos cargos de gestión sanitaria antes de asumir la gerencia del Sespa, pero el perfil de este puesto es bien diferente. Ha pasado de una labor con una proyección más interna a gestionar la empresa con más personal de la región. ¿Pesa esa responsabilidad? ¿Es la primera línea sanitaria?

-Estuve un año de subdirector en el Huca, que era también primera línea y quizá más avanzada que esta, pero después fui nueve años y medios de director general y esa labor es en buena parte estratégica y táctica pero menos operativa. Aquí estoy metido de lleno en procesos operativos y de soporte y todo es más cercano.