El «desolador» panorama de los jóvenes científicos asturianos

La Asamblea por el Futuro de lnvestigación denuncia el estancamiento de la financiación y baraja organizar movilizaciones

Reunión organizada por la Asamblea por el Futuro de la Investigación en Asturias
Reunión organizada por la Asamblea por el Futuro de la Investigación en Asturias

Redacción

La financiación del programa Clarín de ayudas postdoctorales se ha agotado. Las ayudas predoctorales Severo Ochoa vuelven a acumular meses de retraso. Es más que probable que las de 2017 no se resuelvan hasta después del verano. Además, falta financiación para los grupos de investigación y la Universidad de Oviedo está incorporando personal mayoritariamente con la figura precaria de profesor asociado -la que el propio rector Santiago García Granda rechazaba durante su campaña- en lugar de contratar a ayudantes doctor. Este es el «desolador» panorama que la Asamblea por el Futuro de la Investigación en Asturias (AFIA) ha pintado en una asamblea abierta celebrada en Oviedo. El colectivo mantendrá una serie de reuniones con los diferentes agentes implicados, desde la propia Universidad a diferentes consejerías. Sin embargo, no descarta convocar movilizaciones «si continúa la situación de estancamiento en la financiación».

Los jóvenes investigadores asturianos no están solos. A la última asamblea han acudido también representantes del comité de empresa y de los sindicatos, que les han mostrado su apoyo. AFIA destaca, de hecho, que extiende su movilización con la incorporación de nuevos colectivos de investigación, «con la intención de canalizar las demandas y reivindicaciones de todos ellos.

La asamblea contó con la presencia de afectados por los retrasos en la resolución de la convocatoria 2017 de ayudas predoctorales Severo Ochoa, que llevan más de seis meses esperando por una resolución. Hace justo medio años que finalizó el plazo de solicitudes, ya se ha terminado el curso académico y todavía no saben si obtendrán financiación para las investigaciones que realizan. El colectivo de jóvenes investigadores se reunión con la Dirección General de Universidades el 1 de junio. La versión oficial que les dieron es que la evaluación de solicitudes se vio retrasada por la imposibilidad de autorizar el gasto. La proyección temporal que estiman no es muy esperanzadora. Calculan que no se podrá aclarar todo, al menos, en dos meses más y, por lo tanto, con el curso académico 2018-2019 ya iniciado.

El final de la financiación del Programa Clarín de ayudas postdoctorales y la falta de alternativas con un programa regional de características similares es otro motivo de preocupación. «Todo esto dibuja un panorama desolador para el conjunto de la comunidad investigadora, de la que cada vez más colectivos se están sumando a la causa de AFIA para mejorar las condiciones en las que se desarrolla la investigación en Asturias», explican. 

La ronda de reuniones iniciada la semana pasada continuará. Tienen pedidas entrevistas con la Universidad de Oviedo, Consejería de Empleo, Industria y turismo y también la de Educación y Cultura. Su objetivo es aclarar «la situación de la financiación y buscar soluciones que acaben con la actual precariedad de la investigación en la región asturiana». 

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

El «desolador» panorama de los jóvenes científicos asturianos