La escasez de Adiro alcanza a las farmacias asturianas

Cofas achaca a Bayer la falta del fármaco y reconoce que tardará meses en recuperar la normalidad. Los farmacéuticos niegan que haya alarma porque hay suficientes genéricos


La escasez del medicamento más vendido de España afecta ya a las farmacias asturianas. Se trata del Adiro, el anticoagulante de ácido acetilsalicílico de Bayer prescrito para problemas cardíacos o cerebrovasculares, cuyo componente básico se fabrica en la planta de Lada, en Langreo. La Cooperativa Farmacéutica Asturiana (Cofas) ha confirmado que esta restricción del producto se debe a una rotura de stock que durará unos meses. El secretario del Colegio Oficial de Farmacéuticos, Juan Roces, ha confirmado esta situación pero ha descartado que exista ningún tipo de alarma, ya que hay suficientes alternativas en el mercado con la misma composición. No obstante, hay escasez pero no desabastecimiento total. Es decir, el laboratorio sigue suministrando aunque no en el volumen que se necesita. 

No es algo que suceda solo en el Principado. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) alertaba el mes pasado de los problemas en el suministro de Adiro, y parece que hasta agosto no se volverá a distribuir con normalidad en las farmacias. Los problemas comenzaron el pasado 10 de mayo y no se resolverán al menos hasta el mes de agosto. El Centro de Información sobre Suministros de Medicamentos (Cismed) confirmó también que en la actualidad es el medicamento más solicitado en España, y que ha sido reclamado al menos por unas 1.329 farmacias repartidas por 45 provincias.

Cofas ha reconocido a La Voz que «actualmente hay problemas de suministro motivado por una rotura de stock en Bayer», un término que explica una circunstancia que refleja la ausencia o escasez de suficiente stock de productos en un momento dado debido a falta de previsión. Esta rotura, comenta Cofas, «obliga a una distribución controlada por parte del laboratorio, parece que durará unos meses». Aunque de momento Bayer no ha dado explicaciones oficiales, algún medio especializado ha explicado que existe un retraso en la producción se deben a las obras de reforma y modernización de una planta Leverkusen.

Los farmacéuticos recuerdan que en la actualidad existen varias alternativas al Adiro, que se comercializa en dosis de 100 y 300 miligramos, de otros laboratorios como Ratio, Cinfa, Kern y Aristo, y los profesionales pueden resolver las dudas de los usuarios sobre este tema.

Juan Roces señala que en el Principado las limitaciones con el producto comenzaron a detectarse hace 15 días, a finales del mes de mayo. «Pedías 20 y te traían cuatro», señala el secretario del Colegio Profesional a modo de ejemplo. No obstante, hay farmacias que siguen teniendo algo de stock. Roces insiste en que es necesario no sembrar alarma, ya que existen alternativas, aunque reconoce que hay pacientes reacios a cambiar de producto -ya sea una marca o un genérico- y solo quieren aquel que tiene prescrito. En ese caso, el farmacéutico tiene que realizar un esfuerzo explicativo. Lo peor es la espiral de desabastecimiento que se puede formar. «Cuando los clientes saben de este tipo de situaciones compran más de lo que necesitan por miedo a quedarse sin el medicamento y entonces la escasez es aún mayor sin necesidad», comenta.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La escasez de Adiro alcanza a las farmacias asturianas