Ministerios sin ADN asturiano

Pedro Sánchez y Adriana Lastra
Pedro Sánchez y Adriana Lastra

Redacción

En total 17 ministerios y ni rastro de Asturias. 17 comunidades autónomas y ni sombra de Asturias. De nuevo el viejo debate sobre cómo la geografía de nacimiento influye en la política. ¿Fueron Rodrigo Rato y Francisco Álvarez-Cascos esenciales en el desarrollo de Asturias? Pues no, pero el debate sigue ahí, sangrando para algunos, que se rasgan las vestiduras a la mínima. La presencia asturiana en el primer escalafón se reduce a Adriana Lastra, portavoz parlamentaria. Y posiblemente en el segundo peldaño surjan nombres asturianos: Hugo Morán para lidiar la transición energética y alguna incursión más. Por el camino se quedaron nombres como María Luisa Carcedo o Jonás Fernández. ¿Hay nivel entre el socialismo asturiano para ocupar un ministerio? Pedro Sánchez cree que no, aunque los ministerios a veces se reparten en las tómbolas televisivas.  

La frontera del conocimiento

A Carlos López-Otín se le resiste el Premio Princesa de Investigación Científica. El bioquímico de la Universidad de Oviedo ha vuelto a quedarse sin galardón, una aspiración que no logra cuajar. Al menos el ganador, Svante Pääbo, es un científico revolucionario, un genio visionario de una rama científica de la que es creador y a la vez vanguardia. Pääbo está en la frontera del conocimiento: pisa terrenos que nadie antes había caminado. El científico sueco visitó hace años junto a Marcos de la Rasilla la maravilla de El Sidrón, un patrimonio asturiano de incalculable valor y que sigue revelando secretos de nuestro pasado. Por cierto, revisen la lista de galardonados de los Premios Princesa de este año: el nivel es impresionante.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Ministerios sin ADN asturiano