Por qué los ancianos del ERA ya no reciben cuatro bombones en su cumpleaños

La supresión de este obsequio y de las flores en caso de fallecimiento llegan al parlamento por una pregunta de IU


Redaccion

Bombones, hasta cuatro, como obsequio de cumpleaños y flores en el día de su muerte. Eran detalles que la entidad pública Establecimientos Residenciales de Asturias (ERA) ofrecía tradicionalmente a sus residentes. Pero ya no. Y este cambio ha llegado incluso a protagonizar una pregunta parlamentaria presentada por la diputada de IU, Marta Pulgar, a la consejería responsable que es la de Servicios y Derechos Sociales. En la cuestión planteada por la diputada se llegaba a inquirir si detrás de esta supresión había razones de «índole política o presupuestaria» para suprimir «detalles que humanizan la atención a nuestros mayores residentes».

¿Lo son? En su respuesta, la Consejería explica que los motivos no son «en ningún caso» ni por razones de presupuesto «y mucho menos» de tipo político sino que se deben a la necesidad de adecuarse a las exigencias de procedimiento que establece la nueva normativa de la Ley 9/2917 de Contratos del Sector Público. Es así, según se destacó desde la consejería a preguntas de La Voz de Asturias porque «la nueva ley de contratos establece nuevas exigencias y condiciones, especialmente en todo lo relativo a los contratos menores, y el Principado está adaptando todas sus contrataciones a la nueva norma». La nueva ley establece requisitos más estrictos para las compras de tamaño pequeño por parte de la administración para poner más difícil que se recurra al fraccionamiento de contratos y no se trata de que, hasta ahora se diera esta situación en el encargo de bombones y flores en las residencias asturianas pero lo que antes podía ser un procedimiento autónomo de cada centro ha quedado ahora más constreñido.

En todo caso, la Consejería de Servicios y Derechos Sociales explicó que la labor del ERA no se limita a la atención de las necesidades básicas de los residentes, como la alimentación o la limpieza, sino que también se esfuerzan por garantizar su autonomía personal, su adaptación al régimen interno de los centros, su participación en ellos ya también el respeto a la intimidad y un trato personalizado. Así, apuntan que desde 2016 se ha regularizado la entrega de regalos pero por la celebración de la Navidad. «La fecha de entrega del obsequio no resulta intrascendente, dado que trata de promover el disfrute una fiesta tradicional, significativa para nuestras personas mayores que en ocasiones pueden sentir acrecentada una sensación de soledad frente a la falta de familiares con quien celebrarla».

No son bombones ni tampoco se explica en concreto en qué consiste el regalo aunque sí que es personalizado. La explicación señala que se tiene en cuenta las necesidades de cada perfil y que se busca que el obsequio «consiga un efecto beneficioso en los diferentes grados de capacidades de las personas a las que se dirige». Todo sobre cuatro ejes principales; fomentar la autonomía, mejorar las habilidades cognitivas y también la memoria a corto plazo y favorecer la orientación temporal.

En todo caso, en el ERA sí hay celebraciones especiales en los cumpleaños de los residentes aunque por lo que se ha optado es por una fiesta común que tiene lugar cada mes o cada trimestre según en numero de usuarios de cada centro. Se busca unir así en una jornada la celebración de cumpleaños que coincidan en un mismo mes y se permite la invitación de hasta dos personas para una merienda especial.

La respuesta de la Consejería añade que en el caso de los centros de dia, «se prevé un postre especial en la comida o la merienda, así como una celebración de cumpleaños una vez al mes excepeto si ninguna persona usuaria cumple años». 

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Por qué los ancianos del ERA ya no reciben cuatro bombones en su cumpleaños