Las huellas de la era Jurásica en Asturias

El Museo Jurásico de Asturias (Muja) acoge una de las muestras más completas y didácticas del mundo

Dinosarios en MUJA
Dinosarios en MUJA

Redacción

Existe un lugar en Asturias donde los dinosaurios reviven. Ubicado en un lugar privilegiado de la costa del Principado, entre las localidades de Colunga y Lastres, el Museo Jurásico de Asturias (Muja) acoge una de las muestras más completas y didácticas del mundo. Este singular museo sorprende ya desde su exterior, cuya forma de gran huella tridáltica de dinosaurio ya asienta las bases de una gran visita.

En el Muja el tiempo será la clave para seguir la evolución de la vida de estos animales extintos hasta la llegada del ser humano, haciendo especial hincapié en el Mesozoico o Era de los Dinosaurios y en sus tres períodos: Triásico, Jurásico y Cretácico. Curiosamente, cada período se encuentra en cada uno de los tres dedos de la gran huella que forma el edificio.

Obra del arquitecto Rufino Uribelarrea, el Muja deja sin palabras tanto por su interesante contenido como por su cuidado continente, ya que Uribelarrea no dejó ningún cabo sin atar. Así, su original cubierta exterior es de cobre viejo, de tal modo que el paso del tiempo le irá otorgando un color verdoso que le permitirá integrarse plenamente en el paisaje. Mientras que su interior está erigido con madera procedente de bosques escandinavos, formando un entramado de arcos de medio punto que simulan las costillas de los dinosaurios. De este modo, el visitante sentirá como real su viaje a la era jurásica.

El conocimiento que se adquirirá será, además, divertido. El Muja cuenta con una exposición permanente cuya área de 2.000 metros de planta recorre la historia de la Tierra desde la perspectiva de un tiempo en concreto, el Mesozoico, y sus indiscutibles protagonistas, los dinosaurios. El recorrido sigue un orden cronológico, partiendo de tiempos anteriores al Mesozoico (Premesozoico), el propio Mesozoico (Cretacico, Jurásico y Triásico) y las eras posteriores hasta la actualidad (Postmesozoico). Asimismo, también cuenta con otros espacios para dar cabida a exposiciones temporales, el auditorio y un área de descanso.

Exposicion Museo del Jurasico
Exposicion Museo del Jurasico

Uno de los aspectos más interesantes es que en el Muja los niños son tan protagonistas como los dinosaurios, ya que el museo es muy activo en la organización de talleres para niños y jóvenes desde infantil hasta bachillerato, que pueden ir acompañados siempre por sus familias o profesores. Así, actividades, y juegos se dan la mano con la historia de una manera muy didáctica para transmitir a las nuevas generaciones el sentimiento de protección hacia los restos fósiles y las formas de vida del pasado. A partir de julio será posible vivir esta experiencia todos los días, de 10:30 a 20:00 horas, ininterrumpido, en horario ininterrumpido.

Y no solo eso, porque el entorno privilegiado por el que se rodea se convierte en la guinda de un día magnífico. La costa asturiana, tan bella como salvaje, una zona de juegos infantiles y jardines que ofrecen la posibilidad de realizar paseos entre réplicas de dinosaurios harán de esta experiencia un acontecimiento único.

De ruta por la costa de los dinosaurios

Del paso de los dinosaurios por territorio asturiano hace más de 150 millones de años quedan, a día de hoy, sus impresionantes huellas en la costa oriental. Todas ellas se conservan en el Monumento Natural de los Yacimientos de Icnitas.

La zona, especialmente llena de fango o arena, era la idónea para que estos seres dejaran impresas las huellas de sus pisadas, conocidas también como icnitas. Las condiciones de sedimentación que las originaron, como los ambientes aluviales, deltaicos y marinos son muy favorables para la conservación de huellas y huesos de dinosaurios y otros reptiles de la época, como los plesiosaurios, pterosaurios, ictiosaurios y cocodrilos. Cuando las icnitas se formaron, el suelo era blando, y solo más tarde, después de haber sido profundamente enterradas, se convertirían en roca dura y llegarían, casi intactas, hasta la actualidad.

Las icnitas de la costa asturiana forman un conjunto de características que hacen de ellas un ejemplo único a la hora de reconstruir lo que fue la vida de una comunidad de criaturas curiosas.

Las evidencias más claras sobre la abundancia y variedad de dinosaurios que poblaron Asturias durante el Jurásico se desprenden de los numerosos hallazgos de icnitas en las tres formaciones del Jurásico Superior: en Vega, Tereñes y Lastres, que afloran en los acantilados costeros de los concejos de Villaviciosa, Colunga y Ribadesella. Tras diversos estudios se puede saber que los dinosaurios que estuvieron en la región fueron tanto bípedos (trópodos y ornitópodos) como cuadrúpedos (en su mayoría saurópodos). Además, a juzgar por las dimensiones de estas huellas, hubo en Asturias dinosaurios de proporciones muy diversas, desde los que apenas superaban el tamaño de un ave hasta los realmente grandes, como los braquiosáuridos. De hecho, las icnitas de la playa de la Griega son las mayores conocidas en España y se encuentran entre las de mayor tamaño del mundo.

Si el objetivo del viajero es recorrer todas estas huellas, existe una conocida ruta: la Costa de los Dinosaurios, que se puede seguir por tres concejos.

Para que nada se escape debe tener en cuenta qué no se le puede olvidar en esta ruta: en Villaviciosa debe visitar la Playa de Merón, los acantilados de Oles, y el faro y puerto de Tazones. En Colunga, los acantilados de Lastres y la playa de la Griega. Y en Ribadesella, la playa de Vega, los acantilados de tereñes y la playa de Ribadesella. Una ruta que además permitirá disfrutar de la incomparable belleza de las costas asturianas.

Para acercarte a todo lo que te ofrece el Paraíso Natural no dejes de visitar www.turismoasturias.es

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Las huellas de la era Jurásica en Asturias