«Pedro Sánchez es el primer feminista»

Delia Losa ha sido nombrada como nueva delegada del Gobierno en Asturias por el Ejecutivo central

Delia Losa
Delia Losa

Redaccion

Con una larga experiencia en el trabajo en la administración --ha pasado por las consejerías de Servicios Sociales y Sanidad-- además de una igualmente larga trayectoria política de más de 30 años en el PSOE, Delia Losa ha sido elegida como nueva Delegada del Gobierno en Asturias. Sanchista de primera hora, fue portavoz de su plataforma de apoyo en las primarias que devolvieron la Secretaría General al hoy presidente del Gobierno, Losa expresó su respeto por el trabajo de policías y militares que han hecho, según destacó, de Asturias una de las comunidades más seguras. Futbolísticamente neutral, en lo que se refiere a la rivalidad del Real Oviedo y el Sporting, se decanta un poco más, aunque sea sentimentalmente, por el Caudal de Mieres, del que su padre fue presidente.

--¿Cómo es que le llamen a una para ser delegada del Gobierno?

--Todo se desencadenó en una semana, me llamaron de Madrid para comunicarme que tenían interés en que yo asumiera la Delegación del Gobierno en Asturias. Al principio me agobió un poco porque no es algo que yo tuviera en mente, yo no tenía en mente nada. Pero al final, cuando perteneces a una organización, y además perteneces por convicción, y yo llevo 35 años en este partido, pues sientes la obligación de asumir lo que te piden. Porque este es un grupo común, con un mismo pensamiento, y sabes que si te lo ofrecen es porque te necesitan, así que me sentí en la obligación de aceptarlo. Y la verdad es que lo acepto con mucho gusto, como un honor, porque este es un cargo importantísimo. De algún modo eres la persona en la que confía el gobierno de España para que tú, en un ámbito territorial determinado, transmitas su política y eso a la vez te produce también un cierto vértigo.

--Cuenta con una amplia experiencia en el partido y la administración.

--Llevo trabajando en la administración 30 años, primero estuve como asesora jurídica en el grupo parlamentario socialista en Madrid. Luego me vine a Asturias y estuve trabajando en el gobierno de Pedro de Silva llevando la secretaría de relaciones institucionales de Presidencia, que tienes un contacto directo con la política pero también tienes un trabajo técnico; y luego saqué una oposición aquí y llevo veintitantos años trabajando como técnico superior, soy licenciada en derecho, y como tal trabajé en la Consejería de Servicios Sociales y también en la de Sanidad. Así que digamos que conozco la administración suficientemente por dentro, tengo conocimientos técnicos también y políticamente pues 35 años llevo militando.

--¿Qué proyectos tiene en materia de seguridad para Asturias?

--Tendré que tomar contacto que, de momento no me hecho ni cargo de la Delegación, pero lo que sí tengo muy claro es que en materia de seguridad ciudadana hay profesionales excelentísimos en los cuerpos de seguridad del Estado como para que venga yo aquí con pretensiones de cambiar el mundo. Está todo muy establecido y el resultado se ve, que el índice de criminalidad es muy bajo y eso quiere decir que el sistema funciona y no tengo que cambiar yo nada, ¡era lo que me faltaba! Tanto las fuerzas policiales como las militares tienen una vinculación jerárquica con los ministerios de Interior y de Defensa y ellos son los que marcan los criterios. Yo vengo con la delegación de lo que mandé el Gobierno en Madrid. Vamos a ver, ocurrencias pocas, y menos en materia de seguridad.

--¿Y en cuanto a la coordinación con el Gobierno del Principado?

--Las relaciones entre las dos administraciones llevan muchos años funcionando, están muy experimentadas y será aún más cuando somos compañeros del mismo partido los que estemos dirigiendo una y otra. Yo espero estar a la altura de cómo se están haciendo las cosas de bien para que sigan igual de bien o mejor.

--El suyo es un nombramiento femenino más en una serie muy destacada de cargos gubernamentales de mujeres.

--Es que es de justicia, las mujeres somos más de la mitad de la población y hay ya un índice enorme de mujeres profesionales. Lo anómalo era lo que estaba pasando hasta ahora, que muy pocas mujeres estuvieran en cargos de representación y de dirección. Desde luego agradezco a Pedro Sánchez que haya tenido esa enorme sensibilidad, incluso para superar el famoso 50%. Todo esto demuestra que él lo siente así. Podría haberlo resuelto cumpliendo meramente la obligación, que nos fijamos en el propio partido, de ser paritarios pero fue más allá y puso su confianza en más mujeres. Esto demuestra que Pedro Sánchez es el primer feminista.      

Valora este artículo

8 votos
Comentarios

«Pedro Sánchez es el primer feminista»