El metro de Dublín y los transportes de Bahréin tendrán «ADN» asturiano

El Grupo de Investigación de Geología Aplicada a la Ingeniería de la Universidad de Oviedo asesora el estudio de la geología y la geotecnia del terreno afectado por el trazado

David Arias (a la izquierda) con su grupo de investigación de Geología Aplicada a la Ingeniería de la Universidad de Oviedo
David Arias (a la izquierda) con su grupo de investigación de Geología Aplicada a la Ingeniería de la Universidad de Oviedo

Redacción

El Grupo de Investigación de Geología Aplicada a la Ingeniería, del Departamento de Geología de la Universidad de Oviedo, participa en el proyecto de dos obras singulares: el nuevo metro suburbano de Dublín (Irlanda) y la nueva red de transportes de Manama (capital de Bahréin). Concretamente, los miembros del grupo que dirige el profesor Daniel Arias están asesorando a la ingeniería responsable del proyecto en el estudio de la geología y la geotecnia del terreno afectado por el trazado.

Los investigadores asturianos trabajan actualmente en la caracterización de los materiales que atravesarán los más de 12 kilómetros de túnel que contempla el proyecto del primer metro a construir en la capital irlandesa, que actualmente cuenta con una población superior a 1.100.000 habitantes. El coordinador del grupo, el profesor Arias, describe el subsuelo de Dublín como «especialmente complicado desde un punto de vista geotécnico, al tratarse principalmente de materiales aluviales y glaciares, lo que dificulta el sostenimiento de las excavaciones subterráneas».

Asimismo, simultáneamente los investigadores están abordando el estudio detallado del subsuelo de la capital del estado de Barhéin, donde está previsto construir próximamente las dos primeras líneas de la denominada «red de transportes de Bahréin», que suman 30 kilómetros de longitud. El profesor Arias señala que el subsuelo de la capital, Manama, guarda ciertas similitudes con algunas zonas del susbuelo de la ciudad de Gijón, «donde sobre el sustrato formado por calizas aparece un importante recubrimiento de tipo arenoso, que es el que condiciona principalmente el desarrollo de la obra».

En ambos casos, los investigadores se enfrentan al reto de identificar los principales riesgos geológicos que pueden condicionar la viabilidad de los respectivos proyectos constructivos. Para ello, se está trasladando todo el conocimiento desarrollado por el grupo de investigación asturiano y la experiencia acumulada tras su participación en otros grandes proyectos de ingeniería nacionales e internacionales (proyectos de AVE en España, metro de Riad, metro de Vietnam, embalses en Portugal, parques eólicos en México, etc.).

La Universidad asesora la perforación de túneles en dos continentes

Construcción de túnel en Guatemala.Construcción de túnel en Guatemala
Construcción de túnel en Guatemala

El grupo de Geología Aplicada a la Ingeniería busca soluciones para pasos subterráneos de gran complejidad en Macedona, Georgia y Guatemala

La Universidad de Oviedo, a través del grupo de investigación de Geología Aplicada a la Ingeniería, está llevando a cabo la modelización geológica-geotécnica de tres túneles, en Macedonia, Georgia y Guatemala, cuya complejidad requiere de soluciones técnicas que guardan similitud con las que dicho grupo aportó en el caso de la Variante de Pajares. Los investigadores, liderados por el profesor Daniel Arias, establecen el perfil geológico y ofrecen la mejor alternativa para el trayecto de los túneles.

En el caso de Macedonia, el objetivo es modelar dos túneles de una autopista que conecta Macedonia con Grecia, de unos 250 metros cada uno, cuyos trabajos de campo se terminaron en marzo y el proyecto se entregará en junio. La complicación se encuentra en que en la zona en que se excavará discurre un río y eso obliga a poner aros metálicos para sujeción y a avanzar muy despacio, como ocurre en las minas, por lo que de nuevo resulta importante la experiencia acumulada en Asturias.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El metro de Dublín y los transportes de Bahréin tendrán «ADN» asturiano