Los vecinos de La Camocha advierten de que no consentirán ni un desahucio

El colectivo trasladó su protesta a Oviedo este sábado y denuncian una situación de «4acoso y derribo» por parte del administrador concursal


Redaccion

Los vecinos del poblado minero de La Camocha, en Gijón, han advertido hoy de que no consentirán ni un solo desahucio entre los 37 residentes que se encuentran amenazados por esta medida por parte de la administración concursal propietaria de las viviendas donde residen desde hace décadas.

Este colectivo ha trasladado hoy sus protestas a Oviedo para llevar a cabo una manifestación entre la plaza de la Escandalera y la sede de la administración concursal a la que se han sumado colectivos de pensionistas y dirigentes de Podemos.

Varias decenas de personas han participado en la movilización portando pancartas y carteles con el lema «No a los desahucios en La Camocha», una amenaza que pesa sobre un colectivo de personas que en su mayor parte tienen más de ochenta años y han residido allí toda su vida, según el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Gijón (FAV), Adrián Arias.

«Es un acoso y derribo contra estas personas contra unas personas por parte de una administración concursal que considera las viviendas bienes de empresa», ha señalado Arias, que ha recordado además que diez de ellas tienen ya orden de desalojo inminente.

Arias ha avanzado que ninguno de los afectados abandonará los inmuebles, de una media de 45 metros cuadrados, y que si quieren desahuciarlos «tendrán que venir a sacarlos de un poblado minero donde tanto se ha sufrido y se ha luchado».

«Muchos de ellos han nacido allí y allí han criado a sus hijos», ha apuntado el presidente de la FAV, que ha recordado que en muchos casos sus pensiones no superan los 600 euros y que la administración concursal plantean que adquieran las viviendas por precios que oscilan entre los 85.000 y los 90.0000 euros.

Además, ha recordado que existen precedentes de situaciones similares como la ocurrida en Ciñera (León) donde las viviendas fueron adquiridas por la Junta de Castilla y León y vendidas a precios bajos a sus inquilinos o arrendadas mediante un alquiler social a quienes no podían hacer frente a la compra.

En la movilización ha participado también el secretario de Sociedad Civil de Podemos, Rafa Mayoral, que ha calificado de «inconcebible» la situación de inseguridad en la que viven los vecinos amenazados por un desalojo forzoso sin alternativa habitacional.

«Todas las administraciones se tienen que poner las pilas por que no se pueden plantear desalojos forzosos por de un concurso de acreedores», ha señalado tras emplazar a actuar al Ayuntamiento de Gijón y al Principado ante la actitud «antisocial» de la concursal de pretender «echar a familias a la calle de unas viviendas que no van a ninguna parte y se van a quedar vacías».

Mayoral ha advertido de que «el desmantelamiento antisocial del carbón tiene este tipo de consecuencias tras el despilfarro de los fondos mineros» y ha incidido en que «las madres de la democracia española estaban en las minas» y consiguieron que salieran adelante las huelgas de 1962 «y que un ministro franquista tuviera que venir a Asturias a negociar con la clase trabajadora».

«A empezó la democracia en nuestro país por lo que esto es también un atentado contra la memoria histórica», ha añadido.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Los vecinos de La Camocha advierten de que no consentirán ni un desahucio