Pocos medios pero muchas resoluciones en la justicia asturiana

El presidente del TSJA destaca que ha aumentado la litigiosidad en la jurisdicción civil y ha descendido en la penal

Sede del TSJA
Sede del TSJA

Redacción

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), Ignacio Vidau, ha destacado la necesidad de seguir solicitando a las distintas administraciones competentes «un mayor empeño» a la hora de proporcionar a la Administración de Justicia los medios personales y materiales necesarios que permitan un mayor desarrollo de la función jurisdiccional. Además, ha insistido en la necesidad de abordar «de una vez» la modificación de la actual demarcación judicial, «imprescindible para conseguir un mayor aprovechamiento de los escasos recursos personales y materiales actualmente disponibles y dotar a la Administración de Justicia de una organización más eficaz».

En la presentación de la memoria de actividades del alto tribunal, el presidente ha reconocido que los problemas de informática que se han producido en los últimos meses «aún están sin solucionar», si bien se ha concluido la implantación de la doble pantalla en todos los puestos de trabajo de la Administración de Justicia. 

Vidau ha descartado «en este momento», por razones de cambio en la organización judicial y las consecuencias de las dificultades económicas que se han venido arrastrando, la creación de nuevos órganos judiciales, «la mejor alternativa» para cubrir las necesidades referidas tanto a las sustituciones de larga duración como a los refuerzos puntuales que pueda necesitar algún órgano judicial unipersonal. El presidente del TSJA considera necesario abordar el diseño de una nueva organización judicial «acorde con las actuales circunstancias de facilidad de comunicaciones». 

Vidau ha recordado que hace tres años la Sala de Gobierno del TSJA aprobó un documento titulado «Informe de la Sala de Gobierno sobre necesidades y carencias en medios materiales de la Administración de Justicia del Principado de Asturias», que fue remitido al Gobierno regional. A este respecto, ha asegurado que, a día de hoy, la situación «es muy similar», ya que no ha habido «avances sustanciales», a pesar de ser consciente de las dificultades económicas y de que le gustaría que hubiera habido una mayor inversión porque «siempre se podría haber hecho más».

«Creo que no es lógico que en la misma región haya unos juzgados muy sobrecargados y otros con menor carga de trabajo», ha afirmado durante la presentación de la memoria de actividades del alto tribunal del año 2017. Asimismo, ha expresado su sorpresa porque para este año se aprobara la creación del juzgado número 12 de Gijón, cuando no se había solicitado desde Asturias, y por el contrario no se planteara, pese a que consideran su prioridad, la creación del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 8 en Avilés.

Además, cree que sería «conveniente» que todas las secciones penales en la Audiencia Provincial contasen con un cuarto magistrado para evitar los problemas de sustituciones que actualmente se plantean. Lo mismo pasa con los procedimientos de la Ley del Jurado, ya que su celebración en las secciones de tres magistrados supone «la paralización de señalamientos mientras se desarrolla la vista». Una dificultad que, no obstante, no impide que el funcionamiento de estas secciones penales sea «correcto» y los plazos de los señalamientos «razonables». 

«Colaboración y buen hacer»

En todo caso, para el presidente del TSJA, la situación que presenta la Administración de Justicia en Asturias es «buena», a tenor del elevado número de resoluciones dictadas por los juzgados y tribunales del territorio. Ignacio Vidau ha resaltado la «plena colaboración y el buen hacer» de fiscales, letrados de la Administración de Justicia, médicos forenses y funcionarios de los Cuerpos de Gestión Procesal, Tramitación y Auxilio que prestan servicio en los órganos judiciales asturianos.

Una buena calificación que tiene su traducción en las cifras alcanzadas el año pasado.

Así, la tasa de resolución media de los órganos judiciales de la comunidad autónoma es de 0,98; frente al 0,94 en la jurisdicción civil del 1,01 en la jurisdicción penal, del 0,89 en la contencioso-administrativa y del 1,01 en la social.

En el año 2017 se dictaron en el Principado de Asturias un total de 40.687 sentencias, que supone un incremento del 4,10% respecto del año anterior, 51.188 autos y 37.508 decretos y en lo referente a la ejecución de sentencias se registraron 23.040 y fueron resueltas 26.698.

Asimismo se registró un incremento en el número de asuntos ingresados en la jurisdicción civil, del 13% en el conjunto de la jurisdicción.

En el ámbito penal, se ha producido un descenso del 5,1 por ciento. Por el contrario, los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo han incrementado sus asuntos en un 18,4% y los Juzgados de lo Social un 8%.

La tasa de litigiosidad es en Asturias de 122,99 procedimientos por cada mil habitantes frente a os 179,7 en que se sitúa la media nacional.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Pocos medios pero muchas resoluciones en la justicia asturiana