La defensa critica la retransmisión en directo del juicio

La abogada Ana García Boto afirma que los testigos han podido ver la declaración de Villa y Castillejo

Villa en el banquillo
Villa en el banquillo

Oviedo

La abogada Ana García Boto, defensora del exsecretario general del SOMA-UGT, José Ángel Fernández Villa, ha denunciado la vulneración del derecho de su representado «a un juicio justo» por haber sido retransmitida en directo la sesión de ayer, donde prestó declaración, lo que ha permitido que los testigos que van a deponer en la vista oral puedan acceder al contenido de su testimonio.

«Estoy muy preocupada por lo que está pasando en este juicio. Me consta que la declaración de Fernández Villa y del coacusado Pedro Castillejo, exsecretario general del Infide, ha sido retransmitida en tiempo real y los testigos lo estaban viendo», ha advertido.

La defensa ha planteado una protesta ante el tribunal de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial que se sigue contra Fernández Villa por su presunta autoría en un delito continuado de apropiación indebida, por la que afronta una petición fiscal de cinco años.

La tercera jornada ha arrancado esta mañana con una videoconferencia de un miembro de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que ha realizado un informe a requerimiento de la Fiscalía para que investigara «el origen de un dinero en el año 2013», ha afirmado.

A través de la documentación recabada en Hunosa y el análisis de las cuentas bancarias, la UCO verificó la existencia de pagos que la empresa minera realizaba por asistencia a las reuniones de los comités intercentros; inicialmente en los primeros años a cargo de cheques y posteriormente a través de transferencias.

«El dinero para el SOMA se le entregaba a Villa y él debía encargarse de pagarlo a los miembros de los comités y los pagos no se han realizado sino con fondos de las cuentas bancarias distintas», ha manifestado el miembro de la UCO.

Por los datos que maneja la UCO, Villa percibió 133.155 euros como consejero de Hunosa.

En su declaración, el testigo indicó que para realizar su informe había investigado tanto las cuentas bancarias de Villa como «las de su entorno familiar» y concretó que específicamente aquellas en las que figuraba como titular su esposa.

No obstante, reconoció que las entidades bancarias a las que requirieron los datos sobre los cheques nominativos no pudieron aportar documentación porque alegaron que «no tenían registros contables de esos años»

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La defensa critica la retransmisión en directo del juicio