Rayos y truenos para recibir julio

Meteorología advierte que de un fin de semana marcado por las tormentas y el granizo, que se podrán extender varios días más

Una fuerte tormenta de granizo ha caído sobre Oviedo
Una fuerte tormenta de granizo ha caído sobre Oviedo

Redacción

Una depresión aislada en niveles altos de la atmósfera (DANA) que está situada al oeste de la Península. Esa es la razón de que marcará un final de junio y uno inicio de julio repleto chubascos y tormentas intensas que barreán Asturias y el resto norte. Lo ha advertido el portavoz adjunto de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) Rubén del Campo. La inestabilidad afectará a distintas zonas del extremo norte, donde se esperan chubascos acompañados de tormentas, que podrán ser localmente fuertes y con granizo, desde el viernes hasta el domingo. De hecho, Aemet ya tiene activada la alerta amarilla por temporal para hoy, viernes, y mañana sábado.

Las temperaturas, sin embargo, no serán muy bajas y sí que estarán acordes a la época del año. El sábado, Oviedo oscilará entre los 15 grados de mínima y los 28 grados de máxima. El domingo bajará ligeramente y no superará los 23. En otras ciudadess como Gijón y Avilés, la mínima será de 17 gradosº durante todo el fin de semana, mientras que las horas centrales del día oscilarán los 22 y los 25 grados. 

Las tormentas, por tanto, serán las protagonistas. El sábado serán «significativas» y podrían ser fuertes en Galicia, Cantábrico, en el norte y en el este de Castilla y León y en la zona del alto Ebro (País Vasco, Navarra, La Rioja) donde también podría haber granizadas. Sobre las temperaturas previstas para este sábado, Del Campo ha indicado que en el oeste de la Península podrían descender entre cuatro o seis grados centígrados, sobre todo en el extremo más occidental, mientras que subirán también de cuatro a seis grados centígrados en el Cantábrico oriental, sobre todo en la costa y en el entorno del Ebro.

En cuanto al domingo, elportavoz de Aemet ha pronosticado que será una jornada más o menos parecida, pero que las tormentas no serán tan generalizadas como el día anterior, aunque se repetirán de nuevo en Galicia, noroeste de Castilla y León, comunidades cantábricas y también podrán extenderse al entorno de Pirineos y sistema Ibérico.

De cara a la próxima semana, del 2 al 8 de julio, la Meteorología considera que lo más probable es que se mantenga la inestabilidad en el extremo norte peninsular, donde se producirán precipitaciones, que serán débiles en general, aunque podrían alcanzar cierta intensidad o persistencia en algunos puntos del Cantábrico o Pirineo oriental. A partir del martes la situación meteorológica continuará siendo inestable en el extremo norte, donde podrán registrarse lluvias intensas o con tormentas en el Cantábrico y zonas de montaña.

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Rayos y truenos para recibir julio