Cinco siglos de arte en 38 años de historia

El Museo de Bellas Artes de Asturias cuenta con una de las mejores colecciones artísticas del país

Interior del Museo de Bellas Artes
Interior del Museo de Bellas Artes

Redaccion

Situado en las calles de la Rúa y Santa Ana de Oviedo, el Museo de Bellas Artes de Asturias se levanta como un conjunto de tres edificios: Palacio de Velarde, Casa de Oviedo-Portal y la Casa de Solís-Carbajal. Sus 38 años de historia, desde el 19 de mayo de 1980, se resumen en una colección de casi 15.000 obras, entre pintura -unas 1.500-, escultura, dibujo, grabado y artes industriales, que ascienden a unas 4.000 piezas. Aunque realmente dispone de una exhibición permanente de 800, donde la pintura es la protagonista. Cuenta con obra de algunos de los artistas asturianos y españoles más importantes de los siglos XIV al XXI, como El Greco, Ribera, Zurbarán, Murillo, Carreño de Miranda, Luis Meléndez, Goya, Sorolla, Evaristo Valle, Nicanor Piñole, Picasso, Miró, Dalí, Aurelio Suárez, Luis Fernández, Palazuelo, Tàpies y Barceló, entre otros. 

 El Palacio Velarde, del Medievo al Romanticismo

Construido entre 1765 y 1770, el Palacio Velarde es la primera sede y la más antigua del Museo de Bellas Artes y acoge las colecciones históricas del Museo que abarcan desde el siglo XIV hasta el XIX. La planta baja está dedicada a exposiciones temporales donde, actualmente, se encuentra la donación de las 33 obras de Plácido Arango Arias el pasado año. En la primera planta se encuentran las obras pertenecientes a los siglos XIV al XVIII, con obras de autores como El Greco, Zurbarán o Murillo. La segunda planta, acoge la pintura y escultura de los siglos XVIII y XIX, con obras de Francisco de Goya, Genaro Pérez Villaamil, Federico de Madrazo o Ignacio Pinazo. El espacio central se consagra a la pintura de gran formato e incluye lienzos como Tipos vascos. Guipúzcoa, de Joaquín Sorolla.

La Casa de Oviedo-Portal y el Romanticismo

El 16 de junio de 1986 abrió al público la Casa de Oviedo-Portal, segundo edificio histórico por el que se amplió el Museo de Bellas Artes de Asturias. Actualmente esta segunda sede acoge una gran parte de las colecciones pertenecientes al siglo XIX, donde la pintura asturiana es la protagonista. En la primera planta y el patio del edificio se encuentran obras de  Luis Menéndez Pidal, José Uría y Uría, Juan Martínez Abades y Ventura Álvarez Sala. En la segunda, la generación románica se ve representada con obras de Dionisio Fierros, Ignacio Suárez Llanos, Luis Álvarez Catalá e Ignacio León y Escosura, entre otros. En otros espacios del edificio se muestran también pequeñas colecicones de dibujos, grabados, fotografía, artes industriales y carteles de cine.

La ampliación: Casa de Solís-Carbajal 

En el año 2015 se inauguró esta tercera sede, dedicada a exhibir los fondos de arte contemporáneo del Museo, siglos XX y XXI. Las obras expuestas en este edificio están colocadas siguiendo un discurso cronológico que comienza en la planta baja con la pintura iluminista de Joaquín Sorolla, seguido de la pintura y escultura de inicios del siglo XX, con nombres tan destacados como Regoyos, Anglada-Camarasa, Casas y Mir, entre otros. 

Fachada del Museo de Bellas Artes
Fachada del Museo de Bellas Artes

En la primera planta se sitúa la renovación postimpresionista, el Arte Nuevo y de vanguardia asturiano y español, con artistas como Evaristo Valle, Nicanor Piñole, Picasso, Miró o Dalí, entre muchos otros. Ya en la segunda planta, se encuentran las obras posteriores a la guerra civil española como las últimas manifestaciones del arte. Antonio Suárez, Bernardo Sanjurjo, Rivera, Oteiza o Equipo Crónica son algunos de los artistas. Además, cuenta con un espacio independiente dedicado al escultor asturiano José María Navascués en la planta -1.

Para acercarte a todo lo que te ofrece el Paraíso Natural no dejes de visitar www.turismoasturias.es

Valora este artículo

33 votos
Comentarios

Cinco siglos de arte en 38 años de historia