La asturiana convertida en heroína de los derechos de la mujer en Polonia

El discurso de la eurodiputada Tania González frente al primer ministro Morawiecki recibe elogios en la prensa del país

El discurso de Tania González ante el ministro de Polonia Las palabras en defensa del derecho al aborto y las libertades LGTB de la eurodiputada se han hecho virales en la prensa polaca

Redaccion

Son algo más de tres minutos de discurso, pero un fragmento en concreto, el momento en el que la eurodiputada Tania González Peña le pregunta al primer ministro polaco Mateusz Morawiecki si «quiere pasar a la historia por ser el primer ministro que terminó con la división de poderes, con la libertad de expresión, con la libertad de manifestación, con los derechos de las mujeres, de las personas refugiadas y de las personas LGTBI» en un plano de la Eurocámara, ha logrado una enorme notoriedad en la prensa polaca que ha convertido a la asturiana del  grupo de Podemos en una heroína del discurso opuesto a la deriva autoritaria del gobierno polaco.

Centenares de ciudadanos han llenado las calles en los últimos días en Polonia después de que haya entrado en vigor de una ley que permitirá al Gobierno del euroescéptico Ley y Justicia (PiS) purgar el sistema judicial. En Varsovia, la presidenta del Tribunal Supremo, Malgorzata Gersdorf, se ha negado a dimitir denunciando un intento del poder Ejecutivo por controlar los tribunales.

El discurso de Tania González Peña ha sido recogido por diarios digitales como Zet Radio, que destaca que exhiibió un cartel de la huelga feminista; el TOK.FM, que señala las fuertes críticas a los argumentos del primer ministro polaco en el europarlamento; y también RMF24 que se hace eco de la intervención de la asturiana para señalar las «preguntas incómodas» planteadas en su discurso y que «usted crea las condiciones ideales para el desarrollo de tendencias muy negativas. Cientos de personas son arrestadas participando en manifestaciones pacíficas».

Fuentes del entorno de la eurodiputada han destacado que a lo largo de la jornada, su página de Facebook ha acumulado decenas de mensajes de agradecimiento recibidos desde Polonia por su denuncia de las tesis del gobierno del país. González Peña señaló además en su intervención la doble moral que, en su opinión, demuestran los organismos europeos al plantear fuertes sanciones por cuestiones económicas, como las peticiones de reestructuración de deuda solicitadas desde Grecia, frente a la falta de respuesta ante el desarrollo de las políticas de Ley y Justicia. 

Morawiecki defendió ante la Eurocámara sus reformas asegurando que «los mismos jueces que firmaban sentencias horrorosas durante el comunismo hoy están en el Tribunal Supremo». También justificó los cambios legislativos amparándose en los usos y costumbres de los polacos. «Cada país tiene derecho para legislar sobre su sistema jurídico de conformidad a sus tradiciones», deslizó antes de pedir a la UE que no interfiera en las competencias de los Estados nación. 

Bruselas ha advertido al gobierno polaco que lo llevará ante el Tribunal de Justicia de la UE y que podría activar el artículo 7 de los Tratados para suspenderle el voto en el Consejo. 

Los jueces polacos plantan cara a la cruzada judicial emprendida por el Gobierno

.

Los conservadores en el poder consideran que la reforma del Supremo es parte de un esfuerzo indispensable para romper una casta de jueces, a quienes consideran corruptos y descendientes de sus predecesores comunistas

La cruzada emprendida por el Gobierno polaco para reformar el poder judicial se encontró ayer con un problema inesperado, y no procedente de Bruselas precisamente, sino de la propia judicatura. En su deseo de no dilatar un segundo más la remodelación del Supremo, el presidente de Polonia, Andrzej Duda, comunicó el pase a la jubilación de la titular del tribunal pero se encontró con que esta rechazó de plano abandonar el puesto.

«Mi estatuto de presidenta del Tribunal Supremo no cambia tras mi conversación con el presidente de la República. Mañana [por hoy] iré a trabajar porque la Constitución establece mi mandato en seis años (hasta 2020)», indicó magistrada Malgorzata Gersdorf.

Seguir leyendo

Valora este artículo

9 votos
Comentarios

La asturiana convertida en heroína de los derechos de la mujer en Polonia