Asturias padece la «fuga» de médicos al extranjero

Casi 300 profesionales han conseguido el certificado para trabajar en otros países durante los últimos 7 años

Protesta de médicos SAC
Protesta de médicos SAC

Redacción

Toda una generación de médicos asturianos ha comenzado a jubilarse. Son todos aquellos que ayudaron a construir el sistema de salud público tal y como lo conocemos. El problema está ahora en conseguir suficientes titulados para garantizar el relevo. Algunas especialidades han comenzado a sufrir esa escasez. Ese es el caso de Medicina de Familia y Comunitaria, los tradicionales médicos de cabecera. La administración está buscando formulas para tratar de compensar ese desequilibrio. Pero mientras los gobiernos planifican alternativas, en paralelo, se está dando un fenómeno muy curioso, la fuga de médicos a otros países, donde su profesión es demandada y está muy bien pagada. En los últimos siete años y medio, casi 300 profesionales asturianos colegiados han hecho las maletas. La media anual se mantiene por encima de los 50 desde hace ya varios ejercicios.

Lo confirma las estadísticas que elabora el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos desde el 2011. Ese primer ejercicio, tan solo 13 facultativos asturianos solicitaron el certificado de idoneidad que les habilita para trabajar en otros países. Al año siguiente ya fueron 23. Desde entonces, la cifra ha ido creciendo. En el 2016 fueron 57, el récord. Y en el 2017, 54. En los seis primeros meses de 2018, ya van 20. En total suman exactamente 298.

El fenómeno no es exclusivo de Asturias. En los cinco últimos años, los médicos españoles han solicitado más de 15.000 certificados de idoneidad. Además, las cifras reflejan que la tendencia es creciente y que en 2018 continúa al alza. La organización médica lamenta lo que considera una «fuga de talento fuera de nuestras fronteras». Constata que cada vez más médicos y más jóvenes buscan en otros países nuevas oportunidades profesionales.

Todos los certificados no se gestionan por la misma razón. El 6,8% del total son para estudiar y casi el 10% corresponden a trámites variados. El 80% se reparten entre los que se van en busca de oportunidades al extranjero y los que participan en proyectos de cooperación internacional. Por comunidades, la sangría es mayor en Cataluña y Madrid, por ese orden, seguidas de Andalucía y la Comunidad Valenciana. También se puede analizar los destinos. Los tres países preferidos son europeos: Reino Unido, Francia y Alemania. Esto en términos globales porque en el último ejercicio Irlanda se ha colado por delante de Alemania.

Por especialidades, al menos, en 2018, las disciplinas con más pérdida de talento en España Medicina de Familia, Obstetricia y Ginecología (45), Oftalmología (45) y Pediatría (45). Son las cuatro disciplinas que más demandan el certificado y que coinciden, en muchos casos, con las áreas en las que el relevo no está garantizado.

Qué necesita el Sespa

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) ya ha puesto sobre la mesa sus necesidades. Quiere incorporar 90 médicos de Familia a la plantilla antes de cuatro años para que los centros de Atención Primaria sigan funcionando con total normalidad. También busca anestesistas, pediatras y especialistas en radiodiagnóstico, aunque en cifras más modestas. La administración está encontrando serias dificultades para cubrir estas disciplinas sobre todo en las áreas sanitarias más alejadas del centro.

Las opciones que se barajan son variadas. De hecho, el Principado no está solo en este tema. El consejo interterritorial ya ha estado trabajando en el tema y ha puesto sobre la mesa una serie de alternativas. Muchas coinciden con las que el Gobierno asturiano ha ido adelantando. Una de las opciones consiste en incrementar las plazas MIR. Algo se ha avanzado en este terreno en las últimas semanas. Así se ha anunciado hace unos días. El hospital de Jove y el Álvarez Buylla vuelven a la docencia de especialistas sanitarios con doce plazas, ocho de ellas de Medicina y cuatro de Enfermería. El Ministerio de Sanidad aceptó las alegaciones del Gobierno del Principado. Esta medida activará el relevo generacional de los profesionales de medicina y enfermería de ambos hospitales, así como, la inclusión de periodos rotativos en centros de salud del Área VII (Mieres) en Medicina y Enfermería; y del Área V (Gijón) en Servicios de Atención Médica Urgente(SAMU), salud mental y equipos paliativos. Otra idea es mejorar la calidad del empleo y sacar más contratos mediante las ofertas públicas de empleo que ya están en marcha.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Asturias padece la «fuga» de médicos al extranjero