La agenda del cielo nocturno: estos son los principales eventos astronómicos del verano en Asturias

Eclipses, planetas visibles y lluvia de estrellas para disfrutar de la noche de una manera diferente


Redacción

La noche es ese momento donde muchas actividades cesan, descansan, mientras otras empiezan su momento de plenitud. En aquellos lugares alejados de la ciudad y de la iluminación artificial, si echa la vista al cielo podrá apreciar un tapiz lleno de luces y movimiento. El cielo nocturno es capaz de sorprender, más aún cuando tienen lugar eventos especiales como eclipses o cuando se produce el regreso de las Perseidas. Si no quiere perderse ninguno, Miguel Martín, divulgador científico de astronomía, astronáutica y ciencias afines, detalla y explica cuáles son las fechas indispensables para contemplar la belleza de la noche.

La Luna escondida

El viernes 27 de julio tendrá lugar un eclipse total de Luna. Todo empezará y se desarrollará entre las 20:24 y las 00:19 hora local. Será visible en cuanto el sol desaparezca del horizonte y se podrá observar que, cuando salga la Luna empiece a salir, el eclipse ya habrá comenzado. El máximo oscurecimiento se producirá a las 22:22 horas, y a partir de las 23:13 empezará a iluminarse de nuevo la Luna. Le llevará más de una hora iluminarse de nuevo por completo una vez la sombra proyectada de la Tierra haya abandonado su disco.

Contempla Marte

Y ese mismo día se acumulan los eventos, porque es la fecha en la que Marte se encontrará en oposición. Para los que no lo tengan claro, un planeta externo se encuentra en oposición cuando se sitúa en la posición opuesta a la que se encuentra el Sol en ese momento. Por tanto, cuando se encuentran ubicados en ese lugar de su órbita son observables a lo largo de toda la noche y es cuando muestran un mayor brillo porque se encuentran más cerca de la Tierra. El caso de la oposición de este año, es importante porque es la más favorable desde los últimos 15. Esto es debido a que no todas las oposiciones de Marte (que suceden cada dos años y cincuenta días) son iguales. «Las órbitas de Marte y la Tierra tienen distinta forma y diferente orientación en el espacio, por tanto, cuando sucede la oposición unas suceden con los dos planetas más cerca y otras con los dos planetas más alejados», comenta Martín.

Otros planetas visibles en el cielo estival

Este verano habrá oportunidades para contemplar otros planetas. Venus será visible en julio y agosto durante el crepúsculo vespertino hacia el oeste-suroeste. Júpiter también lo será al anochecer y durante toda la primera mitad de la noche. Se puede observar hacia el suroeste en la constelación de Libra y, debido a la oposición de Marte, se observa con menos brillo que el planeta rojo. 

Saturno será visible durante la mayor parte de la noche, pero irá adelantando su ocaso hacia finales de agosto después de la medianoche. Urano se encuentra en el límite de su visibilidad a simple vista debido a su magnitud. Preferible, por tanto, utilizar prismáticos o telescopios refractores, a juicio de Martín. Para poder encontrarlo, por ejemplo, la noche del 4 de agosto, se localizará bastante bien a unos 5,6 grados al norte de la Luna. «Para hacerse una idea de esa distancia, si extiende su puño hacia el cielo, el tamaño relativo de este es de unos 10 grados», comenta.

Si tiene dudas, existen aplicaciones que con solo apuntar al cielo con el teléfono móvil dicen qué es lo que estás viendo, como Google Sky o Stellarium, para Android, o Star Walk, para iOS.

La lluvia de las Perseidas

Otro de los acontecimientos estivales por excelencia es la lluvia de meteoros de las conocidas Perseidas, «que no son más que polvo y pequeños restos que ha ido dejando tras de sí el cometa Swift-Tuttle en su órbita alrededor del Sol», cuenta el astrónomo. Durante toda esta época, la Tierra atraviesa la zona de la órbita donde se encuentran esos restos, pasando por la que registra mayor densidad durante las noches del 12 y 13 de agosto. 

¿Cuál es el mejor lugar para disfrutar del cielo?

Como bien explica Martín, en Asturias, debido a que no se trata de una comunidad autónoma especialmente grande, «en función de la latitud y de la longitud del lugar da lo mismo», sostiene. No obstante, considera importante recordar que en el caso del eclipse lunar, «dada nuestra posición occidental en la Península, ya estará eclipsada la Luna». Si bien, después se tendrá la suerte de poder contemplar durante casi dos horas el desplazamiento de la sombra de la Tierra hasta que el satélite se vuelve a iluminar por completo.

Eso sí, esté donde esté el observador, lo que no puede olvidar es que, para que la visibilidad sea mejor, es importante contar con un horizonte despejado y abierto para poder contemplar cada evento en las mejor condiciones posibles.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

La agenda del cielo nocturno: estos son los principales eventos astronómicos del verano en Asturias