Las «trabas» y el «descontrol contable» del SOMA

Testigos y peritos describen el caos en las cuentas del sindicato minero

Villa en el banquillo
Villa en el banquillo

Redacción

Ricardo Antuña, único miembro de la Junta de Administración del SOMA-UGT que cuestionó la contabilidad del sindicato durante la etapa del ex secretario general José Ángel Fernández Villa, ha asegurado hoy que sus compañeros «le pusieron todas las trabas posibles» cuando solicitó que se le facilitaran las cuentas del sindicato «de forma detallada».

El testigo ha declarado que esas trabas venían del hecho de que «no entendían» su forma de proceder al cuestionar una contabilidad que daban por válida.

Ricardo Antuña ha mantenido que las explicaciones que le ofrecían era que «todo estaba correcto y decían que eran miserias los gastos de unas colonias que eran un detalle para las mujeres que colaboraban en la fiesta de Rodiezmo».

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Oviedo ha reanudado esta mañana el juicio contra Fernández Villa por un delito continuado de apropiación indebida, por el que afronta una petición fiscal de cinco años, por el supuesto desvío de 434.158 euros del sindicato para su patrimonio personal.

Entre los peritos que han ratificado sus informes iniciales ha prestado declaración Mariano Bel, quien ha mantenido que en las cuentas del SOMA había «montones de salidas de caja» que no se sabía «a qué se debían».

Asimismo, ha corroborado que había un gran descontrol contable porque «había múltiples errores».

«En mi informe describo la variedad de errores que detecté porque las facturas por sí solas no significaban nada», ha señalado el perito durante la vista oral.

El perito ha incidido en que su informe no es una auditoría, pero eso no le ha impedido reconocer que en las cuentas analizadas ha apreciado que «los movimientos de caja son brutales y no se conciliaban las cuentas».

En la sesión de hoy han declarado dos peritos para el tema económico y el perito Francisco Diego Llaca, quien ha advertido que en algunos casos la firma que aparece no se corresponde con la de Fernández Villa, sino que es «la de otras personas».

En esta jornada también han prestado declaración el presidente del Montepío de la Minería y ex secretario de organización del SOMA en la etapa de Fernández Villa, Juan José González Pulgar, quien ha reconocido que siempre se necesitaban «dos firmas autorizadas» para hacer efectivos los cheques.

Por su parte, el ex presidente de Hunosa Juan Ramón García Secades ha ratificado sus declaraciones anteriores durante la vista oral celebrada en la Audiencia Provincial.

El juicio continuará el próximo miércoles, día 25, con los informes de las conclusiones definitivas.

Aunque el fiscal y el abogado Miguel García Vigil, que ejerce la actuación particular en nombre del SOMA, interesaban que la sesión se cerrara hoy ante «las dificultades» que se han visto para seguir la vista oral por la enfermedad de Villa, la defensa ha pedido que se mantenga la fecha del miércoles para los informes finales.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Las «trabas» y el «descontrol contable» del SOMA