Asturias es la región con menos territorio costero degradado

Un estudio de Greenpeace y el Observatorio de la Sostenibilidad concluye que el grado de artificialización de sus playas es «moderado y concentrado en los núcleos históricos»

La playa de San Lorenzo de Gijón
La playa de San Lorenzo de Gijón

Oviedo

Asturias es la comunidad autónoma con menor territorio costero degradado, el 6,7% del total, según el informe «A toda Costa», presentado por Greenpeace y el Observatorio de la Sostenibilidad.

El estudio, presentado en Barcelona, apunta que la costa de Asturias, la segunda más larga del norte después de A Coruña, tiene un grado de artificialización de sus playas «moderado y concentrado en los núcleos urbanos históricos». Así, sólo un 11,8% de la línea de las playas asturianas está en contacto con superficies artificiales y su evolución refleja una situación de estabilidad.

La ocupación de la superficie de costa de Asturias por zonas artificiales (6,3%) y quemadas (0,4%) es del 6,7%, lo que la convierte en la comunidad autónoma con menor territorio costero degradado. El informe precisa que, «aunque parezca una superficie pequeña, la tendencia que ha experimentado en el periodo 1987-2014 es llamativa», ya que casi se ha duplicado y desde entonces se han sumado 5.743 nuevas hectáreas de superficie estrictamente artificial.

Además, en el periodo de estudio los bienes y servicios ambientales de la costa asturiana evolucionan negativamente, ya que «prácticamente todos los servicios se degradan, especialmente la vegetación que protege el suelo de la erosión debido a los incendios y a la deforestación». El estudio añade que también se deterioran los hábitats naturales y los que albergan fauna amenazada.

La costa de Asturias es una de las más largas del norte y tiene un porcentaje de línea de playa urbanizada «bastante bajo y concentrado en los núcleos urbanos históricos, aunque, en los últimos años, este ha aumentado». El informe concluye que las herramientas de ordenación del territorio desarrolladas en los últimos años, combinadas con una menor presión del sector inmobiliario-turístico, han resultado en una menor transformación territorial en términos de superficie absoluta, aunque no tanto desde el punto de vista relativo. «Esto es importante, pues permite concluir que cuando hay voluntad política el proceso de degradación del ecosistema costero no es inevitable», valora el estudio.

Degradación en el resto de España

Para el conjunto del país, el informe advierte de que «el 80% de los recursos ambientales de la costa están degradados tras 30 años de urbanización masiva». En concreto, apunta que, en los últimos 30 años (desde la aprobación de la Ley de Costas de 1988), la superficie de costa urbanizada se ha duplicado, pasando de 240.000 a 530.000 hectáreas.

Así, el 13%de la costa está urbanizada, frente al 2% del interior del territorio nacional. Las comunidades con mayor proporción de superficie costera degradada son Cataluña (26,4%), Comunidad Valenciana (23,1%) y Andalucía (15,4%). En el lado opuesto se sitúan Asturias (6,7%), Baleares (7,2%) y Galicia (8,4%).

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Asturias es la región con menos territorio costero degradado