El legado de Asturias se esconde en Gijón

El Muséu del Pueblu d'Asturies conserva y difunde testimonios materiales, gráficos y orales que permiten conocer la sociedad asturiana

Panera y vara de hierba en el exterior del Pueblo de Asturias
Panera y vara de hierba en el exterior del Pueblo de Asturias

Redaccion

En el año 1968 se levantaba en Gijón el Muséu del Pueblu d'Asturies, un proyecto ideado por el ingeniero Luis Adaro con el fin de conservar, mostrar y difundir testimonios materiales, gráficos y orales que permitan conocer la sociedad tradicional asturiana y preservar su memoria. En el recinto, de 30.000 metros cuadrados todo se distribuye an torno a la idea del clásico pueblo asturiano de los siglos XVIII y XIX. Los primeros elementos que formaron parte de este museo fueron varios hórreos y paneras de la época, que fueron trasladados desde Veriña y San Andrés de los Tacones. También dos casas hidalgas, que más adelante servirían de museo, así como una casa campesina de planta baja, un lagar de sidra y una bolera para la modalidad de «cuatreada».

Con el paso de los años su exterior ha ido creciendo, así como también todas sus colecciones. En 1998 un plan museológico redistribuyó los espacios y contenidos, configurando el museo tal y como se conoce en la actualidad: área expositiva y área de entretenimiento y ocio. En esta última se encuentran la bolera, el anfiteatro y el tendayu o cobertizado de 400 metros cuadrados destinado a albergar toda clase de actividades.

Exterior del Museo del Pueblo de Asturias
Exterior del Museo del Pueblo de Asturias

El área expositiva supone la mayor parte del museo y se divide en varios pabellones y casas. En ellas se encuentran las amplias colecciones de materiales etnográficos, documentos gráficos como grabados, litografías y dibujos así como elementos sonoros relativos a la música tradicional asturiana. También hay lugar para las construcciones tradicionales, los aperos agrícolas y el transporte tradicional.

Museo de la Gaita y fonoteca

En 1992 se instaló el Museo de la Gaita en la Casa de los González de la Vega, una de las construcciones que se trasladaron a las instalaciones durante su creación. Este museo tiene como finalidad la conservación y difusión del patrimonio musical asturiano y se muestra al público en cuatro salas claramente diferenciadas. En las dos primeras se encuentran expuestas las gaitas que tradicionalmente se han usado en países de Europa, norte de África y Oriente Próximo. En la tercera sala, la gaita asturiana es la protagonista. En la cuarta y última sala se muestran el resto de instrumentos musicales asturianos como panderos, castañuelas, acordeones u organillos.

 Desde los años setenta se han ido adquiriendo distintos soportes de música tradicional asturiana con la que se ha compuesto la actual fonoteca.  Desde los cilindros de fonógrafo hasta los soportes digitales, pasando por los discos de pizarra, los discos de vinilo y las cintas magnetofónicas. EL elemento principal es la coleccioón de vinilos reunida por Rafael Meré entre 1970 y 1975 con músicas de gaita e instrumentos afines de todo el mundo, la colección de discos de pizarra donde se recogen las interpretaciones de gaiteros como Candolías, el Gaitero de Libardón, José la Piedra y Marcelo del Fresno; y la colección de vinilos a 33 y 45 rpm de los años sesenta y setenta, con una amplia muestra de intérpretes de tonada. 

Interior del Museo del Pueblo de Asturias
Interior del Museo del Pueblo de Asturias

Fototeca

La Fototeca de Asturias se encuentra en la Casa de los Valdés, la segunda construcción trasladada al terreno del museo. Está integrada por archivos de fotógrafos profesionales y aficionados, colecciones familiares y fotografías sueltas realizadas por asturianos o foráneos que trabajaron en Asturias o tuvieron relación con ella. Supone un testimonio indispensable para conocer la evolución de la región: En esta inmensa colección de fotografías se muestra como vivían las distintas generaciones, y cómo eran ellos y los pueblos y ciudades en los que residían. Cuenta además con una sala de exposiciones temporales en las que se realizan muestras monográficas de algunos de los fondos más destacados. La fototeca está abierta al público para realizar consultas e, incluso, obtener copias de fotografías en soporte digital.

Pabellón de Asturias de la Expo' 92

En 1994 el edificio que representó a Asturias en la Exposición Universal de Sevilla (1992) se traslado al Muséu del Pueblu d'Asturies, convirtiéndose en su sede central. Tiene una superficie de 2.466 metros cuadrados distribuidos en tres plantas y acoge exposiciones de larga duración, así como temporales. Actualmente, este pabellón acoge la exposición Los asturianos en la cocina, la vida doméstica en Asturias, 1800-1965.

 

Para acercarte a todo lo que te ofrece el Paraíso Natural no dejes de visitar www.turismoasturias.es

Valora este artículo

34 votos
Comentarios

El legado de Asturias se esconde en Gijón