Las penurias de los taxistas para llegar a fin de mes

Los profesionales se defienden de los que les acusan de ser un sector privilegiado. Sostienen que para ganar unos 1.500 mensuales netos tienen que trabajar 12 horas diarias

Taxis en Oviedo
Taxis en Oviedo

Redacción

La huelga de taxistas en varias ciudades españolas ha trasladado a la opinión pública una tensión que lleva meses apoderándose de los trabajadores del sector. La irrupción de empresas como Ubber o Cabify ha cambiado las normas del juego en una actividad que algunos colectivos tachan de monopolio. Para otros, la legislación actual permite que los taxistas sean unos privilegiados, pero ellos argumentan que no es así. De hecho, sostienen que para ganar un sueldo de aproximadamente 1.500 euros netos al mes tienen que trabajar 12 horas diarias.

Estos son los principales gastos a los que, según explican los propios taxistas, tienen que hacer frente para llegar a fin de mes:

Licencia

Para ser taxista es necesario ser el propietario de una licencia municipal que acredite que puedes desarrollar esa actividad. Es el ayuntamiento el que regula el número de licencias que pueden existir y el que las concede. Los precios dependen de la ciudad y varían en función de la oferta y la demanda. Existe ciertas reticencias por parte del colectivo a aportar cifras sobre esos precios, pero, por ejemplo, en Oviedo llegaron a pagarse 270.000 euros en los tiempos de bonanza. En la actualidad su precio ronda los 150.000 euros, una cantidad muy similar a la de Gijón

La otra opción es trabajar como asalariado para una persona que tenga licencia. En este caso, el propietario de la plaza se hace cargo de todos los gastos de mantenimiento del coche, también de los seguros sociales del trabajador, y este cobra un porcentaje de la recaudación que consigue. Suele oscilar entre el 35 y 40% de su facturación.

Coche

La compra del coche es, tras la licencia, la segunda inversión más importante para un taxista. El precio de compra varía en función del modelo y de las prestaciones que ofrece. Resulta complicado establecer una media, pero en los últimos años se han puesto de moda vehículos híbridos que tienen un gasto menor en mantenimiento. Uno de los modelos más utilizados en Oviedo es el Toyota Prius, que ronda los 24.000 euros. Como se compensa el IVA, se queda en unos 20.000 euros.

La vida del vehículo depende de factores como el número de kilómetros o el tipo de conducción, pero la media está entre los 350.000 y los 400.000 kilómetros, que pueden recorrerse en unos 5 años aproximadamente. En este caso, el gasto mensual para amortizar el coche es de 300 euros.

Combustible

Esta es otra de las partidas más costosas. De nuevo, depende de los kilómetros, y en este caso influye si la plaza la trabaja solo una persona o también un asalariado. Con todo, los taxistas aseguran que se gastan entre 400 y 500 euros mensuales en este concepto. La utilización de vehículos híbridos ha permitido reducir los gastos en combustible.

Mantenimiento

Recorrer tantos kilómetros, la mayoría de ellos en ciudad, con lo que supone de sufrimiento para la mecánica del vehículo, provoca que el gasto en mantenimiento sea importante. En los primeros dos años, cuando el vehículo está en garantía, suele rondar los 2.000 euros, pero luego aumenta de forma considerable, por lo que la media total suele ser de 3.000 euros. Esto se traduce en otros 250 euros mensuales.

Seguro

Al tratarse de un servicio con unas características especiales y con clientes, el coste del seguro es elevado. Oscila entre los 1.200 y los 1.800 euros. Si te toma como referencia un término medio, el gasto mensual es de otros 125 euros.

Emisora

Los taxistas están permanentemente conectados a una centralita, y disponer de ese servicio tiene un coste. No todas cobran lo mismo, pero el precio medio es de unos 150 euros mensuales.

Licencia municipal

En comparación con el resto, podría considerarse un gasto menor, pero también suma. La licencia municipal tiene un precio diferente en cada ciudad, pero el precio aproximado es de 75 euros anuales.

Seguros sociales

No es un gasto exclusivo por ser taxista, sino que los impuestos los pagan por ser trabajadores autónomos. Además de esa cuota, pagan el IVA y el IRPF. Aquí es más complicado establecer una media, ya que entran en juego las variables personales de cada uno.

Total

Todo ese prorrateo mensual de gasto suma unos 1.300 euros mensuales, a los que hay que añadir los seguros sociales y la amortización de la licencia -la gran inversión del taxista-.

Beneficio

Con esos gastos, los taxistas aseguran que, a final de mes, les quedan unos 1.500 euros netos. Pero añaden un matiz significativo. Para llegar a cobrar eso, trabajan 12 horas diarias, el 50% más de una jornada normal en España.

En el caso de los que tienen asalariados, el beneficio es superior. Según los cálculos de los propios profesionales, suele suponer un ingreso neto extra de unos 400 euros, por lo que, en esos casos, el beneficio es de unos 1.900 euros.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Las penurias de los taxistas para llegar a fin de mes