Diez planes para huir del calor en Asturias

A pesar de las altas temperaturas, la región ofrece una infinidad de planes refrescantes


Redacción

Asturias se encuentra inmersa en una intensa ola de calor que dejará temperaturas máximas de hasta 38 grados. Los que hace unas semanas suplicaban que saliese el sol en la región, hoy se encuentran buscando sombra para escapar de las altas temperaturas que están azotando todos los concejos, en mayor o menos medida. La alerta naranja se ha activado en la zona suroccidental del Principado, por lo que, si pretendes buscar un lugar a la fresca mejor acercarse al oriente. 

Los habrá quien decidan ponerse al sol, cual largarto, para aprovechar este buen tiempo que, por el momento parece que no va a abandonar la región. Otros, buscarán alternativas más refrescantes. A pesar de estas altas temperaturas, Asturias aún guarda varios ases en la manga para todos aquellos que busquen cobijo a la sombra de un abedul, en la cima de una montaña o sumergidos bajo el agua,

 Visita el lugar más al norte de Asturias

Estar en el cabo Peñas es situarte al norte del norte, en un lugar donde el sonido de las olas del mar y la brisa marina te envuelven creando una atmósfera inimitable a cien metros de altitud sobre el nivel del mar. Supone uno de los lugares más abruptos y con mayor personalidad del Principado y, gracias a sus constantes corrientes de aire, calor es lo último que podrás llegar a pasar en un entorno como éste. 

Cabo Peñas
Cabo Peñas

Un paseo hacia las cascadas de Oneta

Las cascadas de Oneta, en el concejo de Villayón, se encuentran en un tramo en el que el río Oneta que se acerca la aldea que da nombre. Tres impresionantes saltos de agua de hasta 15 metros de altura llamados Firbia, Ulloa y La Maiseirúa, que desaguan en pozas calizas de paredes cubiertas de musgo. Para acceder a ellas solo tienes que caminar aproximadamente media hora desde el pueblo de Oneta y serpentear entre bosques de fresnos, alisos, robles y castaños.

Ruta y baño en un entorno idílico

Si prefieres darte un chapuzón en un entorno mágico, la Olla de San Vicente es el lugar indicado. En Amieva, el río Dobra una poza natural famosa por el color verde esmeralda de sus aguas, un escondido entre la naturaleza idóneo para darte un chapuzón inmerso en la tranquilidad que emana el paisaje y olvidarte por un momento de las altas temperaturas.

Olla de San Vicente

Sumérgete en el embalse de El Valle

Este embalse es un lago de montaña de origen glaciar, el de mayor tamaño de la región. En él se puede disfrutar de numerosas actividades como un buen chapuzón o excursiones. Está situado a 11 kilómetros de Pola de Somiedo y en coche solo puede llegarse hasta Valle del Lago. El resto del trayecto, de unos seis kilómetros, es recomendable realizarlo a pie. Aunque el esfuerzo valdrá la pena, dado que el paisaje que ofrece es único.

Lago del Valle
Lago del Valle

Recorre las playas de Llanes

La ruta de los acantilados es una ruta a pie que comienza en la playa del Sablón y termina en Celorio. Durante este recorrido, de aproximadamente 12 kilómetros, podrás disfrutar de un baño en las distintas playas por las que pasa la ruta. Playa del Sabló, de Poo, de la Almenada y la ensenada de Celorio. Qué mejor que un agradable paseo disfrutando de la brisa del mar y de infinitos chapuzones para olvidarse de las altas temperaturas.

Un paseo entre hayedos

11, 3 kilómetros de ruta por el bosque de Peloño, en Ponga, a la inmensa sombra de millones de hayedos es un plan perfecto para alejarse de la ola de calor. Entre los claros, las vistas únicas de los Picos de Europa. Y, en mitad del recorrido, el Roblón de Bustiello, un gigantesco roble albar. También podrás disfrutar tratando de reconocer las trincheras que dejó la Guerra Civil a su paso, medio escondidas por la vegetación.

Espeleología en Picos de Europa

Uno de los planes infalibles para huir del calor es adentrarte en las entrañas de una cueva. ¿Dónde puede estar uno más fresco? La espeleología es una de las actividades más solicitadas en los Picos de Europa. Las empresas de aventura ofrecen distintos niveles, siendo la cueva de Pando apta para cualquier tipo de persona que tenga un mínimo de condición física. Recorre galerías observando distintas formaciones y antiguos niveles de agua de la época glaciar, así como estalacticas, estalagmitas o coladas, harán que cualquiera se olvide de las altas temperaturas del exterior. 

Barranquismo en el río Sella

La zona del río Sella es perfecta para realizar un emocionante descenso por cañones o barrancos. Apta para aventureros intrépidos, con diferentes niveles de dificultad, esta actividad permite conectar directamente con la naturaleza ya que la progresión se realiza trabajando con el entorno, no luchando contra él. Las empresas que ofrecen esta actividad facilitan todo el equipamiento y la compañía uno o varios guías expertos.

Barranquismo

Un picnic a la sombra

Otra buena opción para escapar del calor es buscar una buena sombra donde pasar el día. El área recreativa del Cordal de Peón, próxima al pueblo del mismo nombre, en Villaviciosa, se encuentra plagada de robles, abedules y pinos, desde la que se puede divisar parte del concejo de Villaviciosa, el litoral Cantábrico y la ciudad de Gijón, hacia el norte.

Área Recreativa Cordal de Peón
Área Recreativa Cordal de Peón

Ascenso al Picu Pienzu

 En el lado opuesto al mirador de El Fitu, hay marcado un sendero que asciende hasta 1.161 metros sobre el nivel del mar hasta llegar a la cumbre del Picu Pienzu. Desde la enorme cruz de hierro que la corona se pueden observar las magníficas vistas de toda la costa centro-oriental de Asturias, así como de las cadenas montañosas de la zona central y sur, destacando los Picos de Europa. 

Alto del Pico Pienzu
Alto del Pico Pienzu

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

Diez planes para huir del calor en Asturias