Un paseo por uno de los estuarios mejor conservados

La Reserva Natural Parcial de la Ría del EO es una cita imprescindible para todo aquel que visite el Principado

Ria del Eo
Ria del Eo

Redacción

En el extremo noroccidental de Asturias, entre los concejos de Castropol y Vegadeo, se encuentra un lugar donde la naturaleza es cobijo de múltiples especies. Se trata de la Reserva Natural Parcial de la Ría del Eo, uno de los estuarios mejor conservados de la región, cuyo principal interés reside en la avifauna y la vegetación.

La ría está delimitada por una falla longituninal. Dividida en tres zonas, es de belleza infinita. La primera de ellas es una mezcla total en la desembocadura que se transforma conforme avanza en la segunda, de mezcla parcial, para acabar en la tercera, completamente salina en la cola de la ría. Su suelo, de pizarras, areniscas y cuarcitas es de gran valor geológico, e incluso es posible ver en las proximidades de la ría calizas y dolomías.

Ría del Eo.Panorámica desde Vegadeo
Panorámica desde Vegadeo

Además, se trata de una ría navegable, por lo que tanto aficionados como curiosos pueden disfrutar de diferentes actividades acuáticas, como el remo y la vela. También es posible realizar pequeños paseos en barca desde los muelles costeros de Castropol, Figueras y Ribadeo, un trayecto que le dejará impresionado por la tranquilidad que se desprende del rumor de las aguas.

Así es su flora

Las especies vegetales que abundan en la zona suelen ser exclusivas de este paraje excepcional. Las consideradas como las más originales son las llamadas praderas submarinas. Estas están formadas por las dos especies de zostera: la marina, que se concentra en la ensenada de Linera en una formación que se estima como la de mayor extensión del Cantábrico; y la noltii, que se observa en esta y en otras ensenadas costeras. También pueden aparecer matorrales halófilos, juncales y cañaverales.

Y así su fauna

Las aves acuáticas encuentras en la ría del EO su principal zona de hibernación y reposo migratorio. Entre todas ellas se han llegado a identificar hasta 49 especies diferentes (16 limícolas, 13 anátidas y 9 láridos, las restantes entre otros grupos), en su mayoría hibernantes, aunque también existe un grupo que llega en primavera y otoño para reposar de sus travesías migratorias.

Ría del Eo.Observatorio ornitologico
Observatorio ornitologico

La zona tiene una alta consideración a nivel internacional ya que contiene la presencia de especies como el ánade silbón, ánade rabudo y porrón moñudo, así como importantes núcleos de ostrero, chorlito gris, correlimos común, andarríos chico, zarapito trinador y aguja colipinta, le confieren la categoría de importancia regional para estas especies.

¿Cómo llegar?

Si quiere llegar ha de saber que la Reserva se encuentra en el entorno de la Punta la Espiela. De ahí hay que seguir la carretera local que lo comunica con la N-640. Entonces ha de continuar hacia el sur pasando por Castropol y Vegadeo. En este punto se toma el camino que, por Miou, llega a Louteiro y desde aquí, y a través de una línea recta, se une esta localidad con la gallega de Villafernando (Trabada). El punto de intersección con la demarcación regional constituye el extremo sur del área. El límite occidental coincide con el provincial, hasta alcanzar la boca de la ría a la altura de la Punta de la Cruz, donde se cierra el área de la Reserva.

Para acercarte a todo lo que te ofrece el Paraíso Natural no dejes de visitar www.turismoasturias.es

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Un paseo por uno de los estuarios mejor conservados