Prohibir la circulación de camiones, reducir la velocidad y la calefacción: Asturias unifica su plan antipolución

El nuevo protocolo se extiende a los 16 municipios del área industrial central, donde residen más de 800.000 personas

La Coordinadora Ecologista denuncia una nueva nube negra de contaminación producida por otra avería en las baterías de coque de la factoría de Arcelor en Avilés.Nube negra producida por otra avería en las baterías de coque de la factoría de Arcelor en Avilés
Nube negra producida por otra avería en las baterías de coque de la factoría de Arcelor en Avilés

Redacción

El Consejo de Gobierno ha dado hoy el visto bueno al nuevo protocolo de actuación en episodios de contaminación del aire provocados por episodios de estabilidad atmosférica que unifica las medidas de prevención para los 16 municipios del área industrial central de Asturias a los que afecta donde residen más de 800.000 personas.

Hasta ahora cada una de las cuatro áreas de actuación en las que se distribuían esos concejos -Oviedo, Gijón, Avilés y Cuencas- contaban con su propio protocolo y medidas concretas a adoptar en materia de información, tráfico o industrias ante una presencia determinada de partículas en suspensión de menos de diez micras (PM10) y de 2,5 micras (PM2,5) y del dióxido de nitrógeno.

El nuevo protocolo homogeneiza esas medidas y da mayor concreción, según ha señalado el consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra.

Entre ellas, se plantea la posibilidad de reducir de 120 a 90 kilómetros por hora la velocidad límite de circulación, prohibir la circulación de camiones en determinadas franjas horarias, limitar las operaciones e carga y descarga de vehículos comerciales en zonas urbanas y reducciones de entre el 20 y el 40 por ciento en los billetes de autobús.

Para el sector industrial plantea una mayor actuación inspectora, el riego de viales en instalaciones portuarias o fabriles, la reducción de operaciones de carga y descarga en los puertos o la prohibición de manipular graneles.

Otras medidas pasan por la reducción del uso de la calefacción en edificios de la administración pública, a un máximo de 20 grados, la limitación de demoliciones o limpieza de fachada o por la prohibición de quemar restos vegetales.

Unas u otras medidas se activarán en función del grado de contaminación que se alcance y que este protocolo divide en un nivel cero (preventivo), nivel 1 (aviso) y nivel 2 (alerta).

«Este protocolo es un compromiso con la prevención de la contaminación», ha señalado el consejero tras incidir en que se ha abordado el problema desde una perspectiva metropolitana.

El Principado será el encargado de activar este protocolo cuando las condiciones climáticas impidan la dispersión de esos contaminantes y sin que, según ha señalado Lastra, necesariamente se hayan superado los valores límites regulados por la legislación ambiental vigente en materia de calidad del aire.

El protocolo no actúa sobre las estaciones de control de la contaminación, aunque Lastra ha anunciado que el Instituto Carlos III va a hacer una «evaluación objetiva» sobre la ubicación de estos sistemas de medición.

«El sistema de medición en Asturias está por encima de la media de España porque tenemos una especial preocupación y vamos a seguir teniéndola», ha afirmado Lastra, que ha destacado también que el documento aprobado hoy ha sido objeto de un amplio debate y consenso entre ayuntamientos, asociaciones vecinales, ecologistas, partidos políticos, empresas y ciudadanos.

El titular de Medio Ambiente también ha destacado que este protocolo se había comprometido a raíz de que en 2014 se aprobasen los planes de mejora de la calidad del aire.

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Prohibir la circulación de camiones, reducir la velocidad y la calefacción: Asturias unifica su plan antipolución