Adéntrate en el corazón de la naturaleza asturiana

El Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa comprende los concejos de Lena, Quirós y Teverga

Parque Natural Ubiñas-Mesa
Parque Natural Ubiñas-Mesa

Redacción

La naturaleza que esconde Asturias es abrumadora allá por donde se vaya, pero donde late con más fuerza es, sin duda en el corazón de la región. Sumergirse en el centro más puro del verde que nos baña es posible en el Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa. Con más de 35.000 hectáreas de terreno se sitúa en el área central de la cordillera Cantábrica, donde destaca por su altitud máxima el pico del Fontán con 2.417 metros. 

Este Parque Natural comprende los concejos de Lena, Quirós y Teverga incluidos en la Reserva Regional de Caza de Somiedo. El paisaje de Las Ubiñas-La Mesa se caracteriza por un contrastado relieve montañoso y una gran extensión de hayas, robles, abedules y acebos. Uno de los paisajes más espectaculares del lugar es, sin duda, el macizo de Ubiña, que constituye un paraje alpino de modelado glaciar y kárstico donde se encuentran más de 30 cumbres con alturas superiores a los 2.000 metros.

También son numerosos los puertos y valles, que constituyen los principales lugares de interés de este Parque Natural. Visitar puertos como los de Pajares, de la Cubilla, de la Cobertoria, de Ventana y de San Lorenzo, para contemplar las impetuosas vistas de la montaña en cualquier estación del año es una de esas imágenes que jamás se logran borrar de la cabeza. Al igual que pasear a la vera de los ríos Pajares o Huerna, responsables de regar tan verdes paisajes. 

Situarse en el corazón de la naturaleza asturiana no solo supone observarlo desde las alturas o lo valles, sino también interaccionar con él. El Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa ofrece un total de 66 rutas para recorrer todos sus rincones. Una de las más espectaculares es la ruta de la cascada del Xiblu por el hayedo de Montegrande. Tres horas de recorrido en un total de 8,5 kilómetros entre la ida y la vuelta donde se atraviesa este famoso bosque de hayas, la tercera mancha forestal de Asturias. Al final del camino se encuentra la espectacular casada, digna de visitar en cualquier época del año.

Cascada del Xiblu
Cascada del Xiblu

 Los museos también aportan un gran valor histórico a la zona. El museo Etnógrafico de Quirós, situado sobre los restos de los antiguos altos hornos de fundición de finales del XIX expone a la perfección el Quirós industrial y el campesino. Por otro lado, el Parque de la Prehistoria de Teverga alberga la colección de arte rupestre del Paleolítico superior más importante del mundo. 

Escondida de la luz del sol se encuentra la cueva la Huerta, también en Teverga, la segunda cavidad asturiana por el desarrollo total de sus galerías. Declarado Monumento Natural en el año 2002, es un espacio de enorme interés geomorfológico y espeleológico al que se puede acudir mediante visitas guiadas.

Recepción del Parque Naturalas de Las Ubiñas-Mesa
Recepción del Parque Naturalas de Las Ubiñas-Mesa

Si hablamos de gastronomía, los alimentos y platos típicos de esta Reserva de la Biosfera son muy variados: calderetas de cordero, pote de castañas, callos, pan de escanda, embutidos o queiso de bota son algunos de los platos que no puedes dejar escapar a tu paladar.

Flora y Fauna

En este parque se ven representadas 11 de las 19 series de vegetación que pueblan Asturias. Un tercio de su superficie esta ocupado por bosques maduros de hayedos, robledales, carbayedos y abedulares, castañedos y acebales.También crecen en sus tierras el narciso de Asturias, el narciso de trompeta y la genciana. En las zonas subalpinas pueden encontrarse matorrales de enebro rastrero, arándano y brecina, y en cambio, en los sustratos calizos junto al enebro aparecen la gayuba y el torvisco macho. 

El Parque Natural Las Ubiñas-La Mesa es uno de los pocos lugares donde todavía se puede ver al magnífico oso pardo. También pueden verse urogallos, lobos, jabalíes, zorros, jinetas, gatos monteses, armiños y tejones. El corzo, el ciervo y el rebeco, de elevado interés cinegético, rondan la alta montaña, al igual que las grandes rapaces que anidan en sus cordales, como el águila, el buitre, el alimoche o el halcón peregrino. También es hogar de nutrias y desmanes.

Para acercarte a todo lo que te ofrece el Paraíso Natural no dejes de visitar www.turismoasturias.es

Valora este artículo

52 votos
Comentarios

Adéntrate en el corazón de la naturaleza asturiana