Un vuelo Asturias-Londres de Iberia acaba con dos niños abandonados en Heathrow

Uxía Rodríguez Diez
Uxía Rodríguez REDACCIÓN

ASTURIAS

ANDY RAIN

El servicio de acompañamiento de menores de la compañía, que la madre había contratado falló y la policía de inmigración los encontró solos en el aeropuerto

02 ago 2018 . Actualizado a las 17:20 h.

Cristina Prieto González es de Viveiro pero vive en Londres con sus hijos: un niño de 11 años y una niña de 9. Los pequeños vienen a menudo a Galicia para estar con su familia, también este verano.

Volaron a A Coruña acompañados de su madre a mediados de julio y este miércoles regrasaron, solos, a Inglaterra. Su vuelo salió de Oviedo a las 18:45 de la tarde, su tía los llevó al aeropuerto de Asturias con la tranquilidad de que el personal de Iberia Express (Cristina contrató el servicio de acompañamiento de menores por el que pagó 65 euros por niño) se haría cargo de los pequeños hasta el momento en el que estuvieran al lado de su madre que los esperaba en la zona de llegadas del aeródromo londinense. No era la primera vez que los niños viajaban solos, ya lo habían hecho anteriormente con el mismo servicio que ofrecía la compañía Vueling.

El problema llegó una hora después de que el avión aterrizara: los niños seguían sin aparecer. Cristina comenzó a preocuparse, pero ella misma se tranquilizaba pensando que habría algún retraso en el desembarque. Eso hasta que su teléfono sonó: era la policía de inmigración de Heathrow y estaba con sus hijos. «Tranquila, los dos están bien y ahora mismo los llevo personalmente a tu lado», dijo la agente ante la estupefacción de la gallega.