El verano retrocede con brusquedad, pero regresará el fin de semana

Las fuertes precipitaciones de la madrugada provocaron un argayo en Cangas del Narcea y la suspensión del primer concierto de Semana Grande en Gijón

Lluvia en Gijón
Lluvia en Gijón

El verano retrocedió de forma espectacular para despedir el miércoles y se mantendrá más bien tímido este jueves. Tal y como adelantaban las predicciones, y después de una tarde aún soleada en muchos puntos de Asturias, las tormentas, las fuertes lluvias y el viento se abatieron sobre todo sobre la zona central del Principado, donde las temperaturas cayeron con brusquedad a última hora del día de ayer: un fin de jornada que aguó la Semana Grande en Gijón y forzó la suspensión del concierto de Sidonie en la Plaza Mayor, programado justo para la hora en la que la lluvia era más intensa sobre la ciudad. En otros puntos de Asturias se registraron incidnecias como el argayo que aún a estas horas mantiene cortada la AS-15 en las proximidades de Cangas del Narcea, en Fonduveigas.

Las mayores precipitaciones se registraron en Castropol, con más de 14 litros por metro cuadrado, y en Oviedo o Gijón se superaron los 11, acompañados por rachas que rozaron los 100 kilómetros por hora en Cabo Busto.

La Agencia Nacional de Meteorología prevé para hoy lluvias que serán aún localmente fuertes sobre todo en el Oriente y el litoral, pero irán remitiendo según avance el día. Las temperaturas no se recobrarán y quedarán muy lejos de las de los últimos días. Después de una madrugada fresca, donde las máximas apenas han superado los 15 grados, las del día se mantendrán en un arco entre los 19 y los 21 grados. A última hora podrían repetirse también episodios de viento fuerte en la costa, con rachas en torno a los 80 kilómetros por hora. Una mejoría progresiva se irá imponiendo a partir de mañana y durante todo el fin de semana.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El verano retrocede con brusquedad, pero regresará el fin de semana