Investigan los barcos que cruzaron el occidente para determinar el origen de los fardos de cocaína

La Guardia Civil rastreará la costa una semana más paquetes de droga


La Guardia Civil ha reactivado el dispositivo para tratar de localizar el origen de la cocaína hallada frente al litoral occidental asturiano, mientras las operaciones de rastreo en busca de nuevos fardos sigue desarrollándose por tierra, mar y aire. Las investigaciones de la Policía Judicial de la Guardia Civil siguen avanzando a buen ritmo para determinar la procedencia de los cuatro fardos de unos 20 kilos cada uno, hallados el pasado fin de semana, ya que se cree que puede haber alguno más al haberse encontrado también un paquete suelto de un kilo. Se está rastreando a los barcos que han transitado por la zona en los últimos días para tratar de aclarar el origen de la droga.

El dispositivo de rastreo se está centrando en la zona comprendida entre Navia y Cudillero y de momento continuará al menos una semana, según ha explicado un portavoz de la Comandancia de Oviedo. En la jornada de ayer no se localizaron nuevos fardos, pero los investigadores creen que en los próximos días aún podrían aparecer más paquetes conteniendo cocaína.

A las labores de búsqueda de los agentes de la Guardia Civil se han sumado los equipos de Salvamento Marítimo, que a su vez cuentan con la ayuda de los pesqueros que siguen faenando en la zona y que, según ha asegurado el portavoz policial, han mostrado su «total colaboración, estando ojo avizor por si aparecen nuevos fardos».

El pesquero Cruz del Sur, dedicado a la costera del bonito y con base en el puerto asturiano de Cudillero, localizó el pasado viernes un primer fardo de 20 kilos flotando entre Luarca y Navia, y al día siguiente, en la misma zona, «pescó» otro fardo similar. Ese mismo día se recuperó otro paquete suelto de un kilo, mientras que el domingo un helicóptero de rastreo localizó otro fardo con otros 20 kilos más. La Guardia Civil no descarta que los hallazgos de fardos o paquetes sueltos se vayan sucediendo en los próximos días.

El dispositivo

Una veintena de patrullas de la Guardia Civil también están rastreando desde tierra los acantilados y playas del occidente asturiano ante la posibilidad de que la marea haya arrastrado más fardos hasta el litoral. Los fardos están hechos con sacos de arpillera y cada uno de ellos contiene unos veinte envoltorios cubiertos con film transparente y goma de color negro, de un kilo de peso, aproximadamente, cada uno.

La Guardia Civil se ha hecho cargo de toda la droga recuperada hasta el momento y la ha trasladado a la Comandancia de Oviedo para su custodia. Por el momento se desconoce si la droga fue arrojada al mar de forma consciente, si los fardos se cayeron al agua de forma accidental desde alguna embarcación o si estaban fondeados y se soltaron.

En principio, los investigadores descartan que este cargamento de droga esté relacionado con el alijo de más de dos toneladas de cocaína que fue interceptado la semana pasada cerca de las Azores y que pretendían introducir en Galicia. La Guardia Civil está rastreando los barcos que han transitado por la zona en los últimos días en la investigación que mantienen para tratar de aclarar el origen de la droga.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Investigan los barcos que cruzaron el occidente para determinar el origen de los fardos de cocaína