Los asturianos que han declarado su testamento vital se duplican en un lustro

Luis Ordóñez
Luis Ordóñez REDACCION

ASTURIAS

'La muerte de Sócrates' de David
'La muerte de Sócrates' de David

Son más mujeres que hombres los que han registrado su voluntad respecto a los tratamientos médicos y donación de órganos

21 ago 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

La cifra de inscripciones en el Registro nacional de instrucciones previas (RNIP), más conocido como «testamento vital», en Asturias casi se ha duplicado en los últimos cinco años. Así consta en la base de datos del Ministerio de Sanidad que revela que a fecha de julio de 2018 constan 6.440 inscripciones en el Principado, frente a las 5.012 que contaban en enero de 2013. En términos generales, se trata de la posibilidad de que los pacientes expresen en un documento de forma manifiesta y anticipadamente su voluntad respecto a tratamientos y cuidados que desea recibir en el caso de ser ingresados y no poder expresarlo personalmente. En muchas ocasiones se conocen estas instrucciones previas como «testamento vital» ya se que se refieren al tratamiento que desea el paciente en el caso de padecer una enfermedad terminal; además de incluir las voluntades sobre la posibilidad de donar órganos.

La estadística de Sanidad también revela que Asturias se encuentra en un posición superior a la media nacional en cuento al número de inscripciones respecto al conjunto de la población. Así, la tasa de personas que han reclamado su «testamento vital» en el Principado es de 6,22 por cada 1.000 habitantes, mientras que la media estatal es de 5,61. Las cifras más altas se registran en las comunidades de País Vasco (10,30) y Navarra (10,37); mientras que las más bajas corresponden a Ceuta y Melilla (con apenas 0,78) además de Extremadura (1,67) y Galicia (2,76).

En cuanto a la edad de quienes han manifestado su declaración expresa, no constan datos de menores de edad en Asturias, que no permite esa posibilidad (sí los hay en comunidades como Cataluña, Valencia, Baleares o Andalucía), y son los mayores de 65 años los que representan el grueso de inscripciones, con un total de 3.145. Le sigue la cohorte de edad entre 51 y 65 años, con 2.168 inscripciones y, a continuación, el grupo de entre 31 y 50 años con un total de 1.016. El conjunto de inscritos más jóvenes, aquellos que se encuentran entre los 18 y los 30 años, suman en Asturias 111 personas según los datos del ministerio a fecha de julio de este año.