Llamazares no se irá de IU salvo «que nos echen»

El diputado asturiano señala que la plataforma Actúa no ha decido aún si se presentará a las próximas elecciones

Gaspar Llamazares
Gaspar Llamazares

Redaccion

El líder de Izquierda Abierta y diputado del parlamento asturiano, Gaspar Llamazares, decidirá «en los próximos meses» si ficha candidatos para su nueva plataforma, Actúa, y ha asegurado que no se irá de Izquierda Unida excepto que lo «echen» y vea que su sector sigue siendo «excluido».

Llamazares, en una entrevista con EFE, ha afirmado que la nueva fuerza que ha creado junto al ex juez Baltasar Garzón, Actúa, está siendo presentada en las comunidades autónomas, «pulsando la sensibilidad ciudadana para una propuesta de izquierdas como ésta».

Actúa, según Llamazares, está aún en «fase embrionaria, previa al partido político», y no se ha decidido si presentará candidatos en las próximas elecciones europeas, autonómicas y municipales.

«Decidiremos en los próximos meses cuál será nuestra definición desde el punto de vista electoral. No lo tenemos decidido ni descartado participar», ha enfatizado, y ha anunciado que «en invierno» Actúa tendrá una conferencia programática.

La decisión sobre si concurrirán o no a las elecciones dependerá también de las relaciones con fuerzas políticas de las que forma parte, como IU, o con las que mantienen diálogo «del mundo de la izquierda», como Podemos.

En medio de un proceso de «exclusión personal y económica» que -según él- padece su sector por parte de la cúpula de IU, Llamazares ha considerado que «es comprensible» que busque la representación de su «sensibilidad» política en otras fuerzas, aunque ha asegurado que no va a renunciar a Izquierda Unida.

«No vamos a abandonar IU; otra cosa es que nos echen. Nuestra decisión es que no nos vamos a ir, aunque nos sintamos excluidos. Creemos que hay que hacer hasta el último esfuerzo de construir una alternativa unitaria, pero no significa que no sintamos en nuestra piel la lógica de la exclusión», ha recalcado.

Sobre qué debería ocurrir para que Izquierda Abierta se sienta echada de IU, Llamazares enumeró: «Si la primera medida es que nuestra gente no influye para nada en las políticas, no se la tiene en cuenta, se estrangula económicamente a IA y vemos que nuestros cargos públicos son excluidos...la carga de la prueba la tiene IU, que ha decidido que le sobramos».

El diputado de las Junta General del Principado ha opinado que IU a nivel nacional «se ha subsumido, diluido y disuelto» en Podemos y que «ha hecho vejación de su propia tradición, de ser una izquierda abierta y diálogo, yéndose al modelo Podemos, que es un modelo antagonista, de confrontación».

Llamazares ha reclamado a IU que «no ceda todo el programa ni las candidaturas a Podemos» y, si bien ha anticipado que hará «un esfuerzo hasta el último minuto de la convocatoria electoral», tampoco renunciará «a representar a una parte del electorado que se siente huérfano».

Su análisis es que «el modelo (de alianza) de Unidos Podemos tiene una situación complicada en las comunidades autónomas y los municipios». «Ese tipo de acuerdo no es representativo. La constante de las candidaturas municipales es su pluralidad y será imposible trasladar (este esquema) que no es de despliegue», ha apostillado.

Llamazares ha reiterado sus críticas a Podemos, fuerza que según él «hace una dicotomía entre políticos alternativos buenos y alternativos malos, y tiene una dinámica interna más burocrática que política».

Respecto a la propuesta de Podemos de aspirar a una república confederal, ha opinado que es «un salto al vacío» y que la transición democrática española «está bien discutirla, pero no demolerla, ignorando la lucha antifranquista».

Con respecto al nuevo liderazgo de Pablo Casado al frente del Partido Popular, ha expresado su preocupación de que «asuman en su programa político el discurso de la extrema derecha europea» y ha atribuido «a su propia inseguridad y la crisis de corrupción del PP la sobreactuación conservadora en su discurso».

En cuanto al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha dicho que le genera «expectativa» pero también «compromiso y exigencia» al ser político y entender «las restricciones que tiene un gobierno».

«Siento compromiso para que esta segunda fase de legislatura, si bien no será del cambio, entre comillas, sí sea de regeneración y de algunos cambios en temas sociales», ha concluido.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Llamazares no se irá de IU salvo «que nos echen»