La política de los números es siempre un arte de equilibrios, en el que uno presume cuando las cifras son buenas para el propio discurso y mira hacia otro lado cuando no hay interpretación que las salve. En este mundillo de estrategias, Ciudadanos saca la artillería con su creciente censo de militantes en el Principado. Y lo hace de manera periódica. El viento parece soplar de espaldas e hinchar las velas en la buena dirección. «Los números de afiliación y de inscritos en el Principado son históricos y habla a las claras del crecimiento y expansión de @Cs_Asturias seguiremos trabajando en ello». Así lo explica Sergio García, concejal de C's en Siero y secretario de Organización en la región, en un exultante mensaje en Twiter.

¿Pero cuáles son esos números de los que presume? Según sus cifras, en la actualidad el partido cuenta con un total de 3.432 militantes, con cifras revisadas en este mes de agosto. Lo bueno no solo parece el total, también la tendencia. La última vez que Ciudadanos había sacado a relucir su censo en el Principado era el mes de marzo y entonces pagaban sus cuotas 3.267. Esto supone que han captado a 174 afines más en 5 meses. La trayectoria es ascendente y la comparación con otras regiones parece inmejorable. 

Fran Hervías, el homólogo nacional de Sergio García, ha reconocido que ahora mismo están concentrados en Andalucía y, especialmente, en su zona rural. Están posicionándose a la espera de que Susana Díaz adelante las elecciones, por lo que es hacia esta comunidad donde está apuntando toda la artillería. Esa es la prioridad pero no impide hacer repasos periódicos al resto de mapa autonómico. En ese barrido, Sergio García saca pecho porque presenta mejores resultados que otros. Los 3.432 naranjitos asturianos son bastantes más que los 2.064 de Córdoba, los 2.093 de Pontevedra o los 1.100 de Navarra. De hecho, tanto a Galicia como a Navarra las incluyen entre las zonas más complicadas para asentarse. No es así con Asturias.

Lejos parece quedar ya aquel terremoto de 2015, que provocó más de un colapso, en el que Ignacio Prendes abandonó UPyD para ir de número 2 por Ciudadanos y respaldar así un proyecto político emergente frente a otro que se agotaba en cuestión de horas. Lo vio venir Prendes, hoy vicepresidente primero del Congreso de los Diputados, y le ha dado la razón.

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

Ciudadanos y el exultante censo creciente