Esto parece agosto: ni una bandera roja y casi 30 grados

El buen tiempo continuará, al menos, hasta el lunes

Bañistas y el equipo de salvamento en la playa de Xagó
Bañistas y el equipo de salvamento en la playa de Xagó

Redacción

Ni una playa con bandera roja y los termómetros rozando los 30 grados en las horas de máximo calor. La temperatura del agua oscila entre los 20 y los 21 grados en la parte central del Cantábrico. El 1 de septiembre en Asturias está siendo uno de los mejores días de un verano que comenzó pasado por agua. Las previsiones son optimistas, al menos, hasta el martes. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que el tiempo anticiclónico siga bañando el norte, al menos, hasta el martes, cuando una borrasca dejará nube y hasta algún chubasco. Mientras tantos las playas, la montañas y las terrazas parecen los mejores refugios.

No ha habido atascos durante el día, pese a que el buen tiempo ha coincidido con la operación retorno del verano y la Dirección General de Tráfico (DGT) prevé que se producirán unos 77.000 desplazamientos en las carreteras de la comunidades. El hecho de que coincida con un fin de semana puede ayudar a evitar atascos y a escalonar el regreso.

El pico de calor de la jornada lo registran Pola de Somiedo e Ibias justo por encima de los 28 grados. También hace calor en Amieva, Salas y Mieres, todos por encima de los 27 grados. Esas son las máximas en el Principado. Las mínimas también tuvieron a Pola de Somiedo como protagonista, junto con Aller. En ambas zonas, cayeron por debajo de los 10 grados. La previsión para el domingo es incluso superior. Aemet espera que en Cangas del Narcea se alcancen los 33 grados y que en zonas del interior central, como Langreo, se rocen los 30 grados. La brisa del litoral frenará las temperaturas en torno a los 25 grados, de este a oeste.

También el mar está en calma, según recoge la web del 112 Asturias. Se alternan en los arenales asturianos las banderas amarillas y verdes pero no ha sido necesario despleguar ni una roja. La amarilla, que obliga a bañarse con precauciones, ondea en playas como Otur, Santa Marina de Ribadesella, San Antolín, Torimbia, Xagó, Bayas, El Espartal o el Arenal de Morís. Sin embargo, la mayoría presentan unas condiciones óptimas para el baño.

Las rachas de viento se están dejando sentir en el litoral. En el cabo Peñas, han alcanzado los 48 kilómetros por hora. Esa ha sido la fuerza máxima. En Llanes, por poner otro ejemplo, el viento sopló a 37 kilómetros por hora. La intensidad ha ido aumentando a lo largo del día.

Valora este artículo

0 votos
Tags
Comentarios

Esto parece agosto: ni una bandera roja y casi 30 grados