Asturias ya conoce su Pueblo Ejemplar de este año. La pequeña localidad de Moal, en Cangas del Narcea, acaba de ser elegida con el reconocimiento que anualmente concede la Fundación Princesa de Asturias «al pueblo, aldea, núcleo de población, espacio paisajístico o grupo humano del Principado de Asturias que haya destacado de modo notable en la defensa y conservación de su entorno natural, ambiental, de su patrimonio histórico, cultural o artístico, en iniciativas de impulso económico y social o en la realización de obras comunales u otras manifestaciones de solidaridad sobresalientes». Moal pertenece a la parroquia de Vega de Rengos y se halla a 19 kilómetros de la capital canguesa. La entrega del galardón de manos de los Reyes de España se convierte en la conmemoración que cada año, a finales de octubre, remata la semana de actos en torno a los Premios Princesa de Asturias.

Moal, con un centenar de habitantes censados, ha conseguido el sueño de recibir su premio a la segunda. El pasado año ya había intentado trepar al palmarés de los Pueblos Ejemplares este pequeño enclave encajonado en un valle del río Muniellos de cuya existencia se guarda registro escrito desde 1187. Con cuatro barrios, -el Cascarín, el Chamazu, el Fuexu y el Corralín- se ha dedicado tradicionalmente al aprovechamiento maderero y a la minería, actividades ambas ya desaparecidas de Moal. El monte de la localidad, propiedad de los condes de Toreno, fue recuperado por los vecinos mediante su compra, en parte, en el siglo XIX y, totalmente, a comienzos del siglo XX. Sigue siendo propiedad vecinal y, en la actualidad, forma parte del Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. El patrimonio arquitectónico de Mual está integrado por corripias -cercados de piedra circulares para almacenar los erizos de las castañas-, cortinos -cerramientos para proteger las colmenas-, el molino de agua, el lavadero y la escuela, situada en el barrio del Cascarín.

Los responsables de la promoción de Moal como candidato al premio que hoy ha recibido son las asociaciones Cultural, Deportiva y de Mujeres, que con sus casi doscientos socios, vienen organizando actividades muy diversas: cursillos y talleres para mujeres, la organización de las fiestas patronales de San Juliano y San Julianín -recién celebraradas- y, junto a ellas, una pujante Asociación Deportiva que nació en tras la organización de la actividad con mayor proyección de las que realizan: la Carrera de Montaña Puerta de Muniellos, que discurre por el bosque de Mual, rozando la reserva de Muniellos, y que desde 2015 tiene la participación restringida a trescientos dorsales. La popularidad que ha alcanzado la carrera ha propiciado que más del 60 por ciento de los miembros de la Asociación Deportiva sean de fuera del pueblo.

El jurado que ha concedido a Moal el premio al Pueblo Ejemplar ha estado integrado por el gaitero Xuacu Amieva; el poeta Fernando Beltrán; el catedrático de Geografía y Análisis geográfico regional Felipe Fernández García; la alpinista Rosa Fernández; el director general de la FADE, Alberto González; Jaime Izquierdo, licenciado en Ciencias Geológicas y técnico rural; Cristina Jerez, de la red de Clubes de Lectura de Bibliotecas Públicas; la editora Marta Magadán; el exdirector del Museo de Bellas Artes Emilio Marcos Vallaure; el presidente del Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida 'Faba de Asturias', Juan José Menéndez; Pedro Ortea, presidente de la Asociación Asturiana de Empresa Familiar; la directora de Valnalón, Marta Pérez; el director del RIDEA, Ramón Rodríguez; el presidente de Reny Picot, Francisco Rodríguez; el fotógrafo Mario Suárez Porras; el director de la Fundación Oso Asturias, José Tuñón; el dramaturgo y actor Etelvino Vázquez; el director de RTPA, Antonio Virgili, y el antropólogo Adolfo García Martínez en calidad de secretario.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Moal recibe el premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2018