Redaccion

El presidente de Asturias, Javier Fernández, ha defendido la equidad sin privilegios como eje para abordar la reforma del sistema de financiación autonómica, una necesidad que ha quedado reflejada en la declaración institucional firmada junto a sus homólogos de Aragón, Castilla-La Mancha, La Rioja, Castilla y León y Galicia.

Fernández ha considerado que las comunidades autónomas, que han asumido cada vez mas competencias, se han convertido en «actores principales del Estado» y ha enmarcado en ese contexto el encuentro de los seis presidentes hoy en Zaragoza para defender «planteamientos comunes» y «criterios compartidos».

Una reunión que no supone «un frente contra nadie» y en la que se han tratado dos cuestiones que preocupan a las seis comunidades: la financiación autonómica, un problema que recuerda al Guadiana y que «aparece y desaparece cada dos por tres», y el problema demográfico que, si no se ataja, acabará convirtiéndose en uno de los más graves de la «vieja» Europa.

El presidente asturiano ha abogado, como el resto de presidentes, por afrontar la reforma del sistema de financiación «de forma multilateral» en el Consejo de Política Fiscal y Financiara y procurando «el consenso».

Y sobre la despoblación y los desafíos demográficos ha reclamado una «estrategia europea» que coordine el conjunto de los instrumentos y de los fondos de la Unión

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Fernández reclama una financiación sin privilegios