Cuando Hermann Tertsch le ganó una batalla a Antic por llamarle nazi

Radomir Antic
Radomir Antic

En estos días ha sido noticia la condena del periodista Hermann Tertsch por difamación contra el padre del líder de Podemos, Pablo Iglesias al que había acusado de encontrarse entre los detenido del FRAP, un grupo de extrema izquierda en la Transición, por el asesinato de un policía. La Audiencia Provincial de Zamora desestimó el recurso del periodista y consideró que sus afirmaciones, que publicó en el periódico ABC, eran atentatorias contra el honor del padre de Iglesias, y además eran falsas; en el momento de esa detención estaba ya preso por repartir propaganda. Al hilo de esta condena confirmada (y reincidente porque Tertsch ya fue condenado por llamar «miliciano criminal» al abuelo de Iglesias), se ha recordado un caso inverso, la ocasión en la que el periodista ganó en los tribunales una demanda contra Radomir Antic por llamarle «nazi».

Era el año 1995 y Radomir Antic acababa de dejar la dirección del banquillo del Real Oviedo para tomar las riendas del Atlético de Madrid. en una entrevista concedida a El Mundo, el técnico, de origen serbio, se refirió a varias polémicas al respecto de las guerras de los balcanes y el tratamiento que recibían en los medios de comunicación españoles. «Se sabe perfectamente que Croacia ha pagado mucho dinero a la CNN para que defienda su postura. Eso no me lo invento yo, es un hecho. También es un hecho que Hermann Tertsch, un nazi de toda la vida, escribe contra Serbia porque su familia tiene intereses en Croacia y necesita hacer creer que los croatas son buenos y los serbios malos», le dijo Antic a la periodista Carmen Rigalt. Pero las declaraciones no le salieron gratis. El entrenador fue condenado por la Audiencia de Madrid en un fallo luego confirmado por el Supremo y tuvo que abonar a Tertsch 12.000 euros, aunque entonces se contaban en dos millones de pesetas.

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

Cuando Hermann Tertsch le ganó una batalla a Antic por llamarle nazi