El PP de Asturias plagia la ley de gratuidad de libros de texto de C's de Madrid

La Junta dio luz verde al texto en el que se calcan artículos hasta el punto de hablar de «docentes madrileños». Mercedes Fernández replica que «vamos a copiar todo lo que venga bien a Asturias»

Mercedes Fernández en la Junta General
Mercedes Fernández en la Junta General

Redaccion

El pleno de la Junta General del Principado ha tomado hoy en consideración una proposición de ley defendida por el PP para pedir la gratuidad de los libros de texto, norma que según denunció Ciudadanos es una copia de la aprobada en la Comunidad de Madrid a propuesta de la formación naranja.

La iniciativa popular contó con el respaldo de la formación naranja y de Foro, mientras que Podemos e IU se abstuvieron e IU votó en contra.

Justo antes de la votación, la presidenta del PP, Mercedes Fernández, que se había encargado de defender esta iniciativa, pidió la palabra ante las críticas de las que había sido objeto por haber llevado a la Cámara la misma iniciativa que Ciudadanos había presentado en el parlamento madrileño.

«Vamos a copiar todo lo que venga bien a Asturias, sin ningún problema», aseguró la dirigente popular.

Previamente, el portavoz de Ciudadanos, Nicanor García, había señalado que no iban a votar en contra de una iniciativa de su grupo ya que, según subrayó «tiene los mismos artículos, capítulos y contenidos» que la ley aprobada en Madrid por iniciativa de su partido.

De hecho, precisó que al PP asturiano se le escapó un gazapo que lo dejaba claro puesto que en el artículo 3, apartado 5, habla de «centros docentes madrileños, en vez de asturianos».

«Como mínimo hay que mencionarlo en la exposición», afirmó el diputado de Ciudadanos, para quien, en cualquier caso, esta ley aliviará los bolsillos de la clase media y mejorará en el acceso a la gratuidad de la enseñanza de forma efectiva.

Desde Foro, Pedro Leal, aseguró que la propuesta es susceptible de mejora y de ser adaptada a la realidad asturiana, sin entrar en polémicas por plagio porque, «cuando las iniciativas son buenas, pueden ser aprovechadas por cualquier otro».

«El plagio y la falsificación está llegando también a esta comunidad autónoma, pero no nos sorprende porque IU también ha sido objeto de alguno», señaló la diputada Concha Masa.

No obstante, la diputada de IU ha dicho que eso no deja de ser algo anecdótico ante una propuesta «demagógica, oportunista e incoherente» frente al que ha propuesto un modelo de becas que beneficie a los que más lo necesiten.

Desde Podemos, Lucía Montejo también ha señalado que pese a ser la iniciativa de otro grupo y de otra cámara, el debate sobre la gratuidad de los libros de texto es pertinente.

Sin embargo, ha señalado que el ámbito de aplicación que plantea para la enseñanza reglada, tanto obligatoria como no, debe definirse mejor, que hay que facilitar la elaboración de materiales que estén a disposición de toda la comunidad educativa, y que es preciso ver si esta propuesta es coherente con los planteamientos fiscales del PP.

La socialista Verónica Vior también ha pedido a los populares que sean «más rigurosos y trabajen más» a la hora de adaptar las normas de otros parlamentos regionales a la realidad de la comunidad asturiana.

En cualquier caso, ha asegurado que los socialistas no podían apoyar la iniciativa del PP porque en Asturias ya se está caminando hacia la gratuidad con los programas de préstamos de libros de texto que hay en marcha.

Tras asegurar que este año se gastarán 2,4 millones de euros en ayudas a la compra de material escolar, ha señalado que el servicio de inspección ha constatado que el 40 por ciento de los alumnos dispone gratuitamente de libros.

La portavoz popular, sin embargo, había asegurado que en esta materia el Gobierno socialista se ha quedado muy atrás y ha dejado a Asturias entre las peores del país en cuanto a ayudas.

Según Fernández, mientras que en otras comunidades las ayudas oscilan entre los 200 y 300 euros por alumno y las reciben entre el 40 y el 70 por ciento de sus escolares, en el Principado las subvenciones son de 105 euros, muy por debajo de lo que gasta una familia asturiana por cada niño escolarizado.

Además, ha criticado que la gratuidad esté reservada para familias monoparentales que cobren menos de 835 euros al mes o matrimonios que no ingresen más de 1.260 euros.

El PP calcula que la gratuidad de los libros de texto para los más de 107.000 alumnos de todas las etapas educativas de Asturias tendría un coste de entre 15 y 20 millones de euros el primer año, importe que se iría reduciendo en años sucesivos por los bancos de préstamo de libros.

De aprobarse, Asturias se sumaría a las seis comunidades que ya tienen en marcha la gratuidad de los libros de texto: Andalucía, gobernada por los socialistas; y Madrid, La Rioja y Murcia, en manos de los populares.

Junto a estas cuatro comunidades, País Vasco y Navarra mantienen la semigratuidad ya que los padres pagan en esas comunidades entre 30 y 50 euros por los libros de sus hijos en edad escolar

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El PP de Asturias plagia la ley de gratuidad de libros de texto de C's de Madrid