Adrián, Beatriz, Carlos... los nuevos nombres para las borrascas fuertes

Así se llamarán las que afecten a España a partir del mes de octubre. Walid es el último nombre de la lista

La playa de Gijón, con las fuertes olas causadas por un temporal anterior
La playa de Gijón, con las fuertes olas causadas por un temporal anterior

Madrid

Adrián, Beatriz y Carlos serán algunos de los nuevos nombres asignados a las borrascas profundas de carácter atlántico, que afecten a España, Francia y Portugal en la temporada 2018-2019 y que produzcan un gran impacto en bienes y en personas. Esta iniciativa, que arrancó el año pasado, busca propiciar una comunicación más efectiva ante episodios de viento de nivel naranja o rojo, asociados al paso de una borrasca profunda, según datos facilitados por la Agencia de Meteorología (Aemet), que señala que el área de afectación abarca el Océano Atlántico y Mediterráneo.

Así, las próximas borrascas profundas que afecten a esta zona de Europa a partir de octubre se llamarán, por este orden, Adrián, Beatriz, Carlos, Diana, Etienne, Flora, Gabriel, Helena, Isaías, Julia, Kyllian, Laura, Miguel, Nicole, Óscar, Patricia, Roberto, Sara, Teo, Vanessa y Walid.

Una borrasca o depresión es un tipo de ciclón (huracanes, tifones y bajas polares, entre otros) que se desarrolla en latitudes medias y donde el viento gira en sentido contrario a las agujas del reloj dentro del hemisferio norte.

La borrasca solo se nombrará cuando se prevean condiciones que den lugar a la emisión de alertas de viento, naranja o rojo, y que en el caso de España, alcancen rachas máximas superiores a los 90, 100 y 110 kilómetros por hora en función de las zonas. Conservarán el mismo nombre durante todo el periodo de su vida activa y además, si una borrasca ya nombrada por otro grupo se dirige a estas latitudes, se deberá respetar y conservar el mismo nombre dado por el otro grupo.

Esta nueva forma de comunicar fenómenos adversos, se desarrolla en el marco de Eumetnet, organización cuyo objetivo es asegurar y facilitar la cooperación entre los Servicios Meteorológicos Nacionales de Europa, y en coordinación con MétéoFrance (Francia) e IPMA (Portugal).

Así será el otoño asturiano

EFE
El parque de San Francisco, en el centro de Oviedo
El parque de San Francisco, en el centro de Oviedo

Tras un verano calificado como «muy caluroso y húmedo», Aemet prevé las características que predominarán en los cielos tras el período estival

Asturias afronta un otoño con temperaturas ligeramente superiores a las habituales para esta época del año y con una mayor incertidumbre en el apartado de precipitaciones ya que existe un 33% de posibilidades de que sea húmedo, normal y seco tras un verano muy caluroso y muy húmedo. El delegado territorial de Aemet en Asturias, Ángel Gómez, ha presentado el balance del verano en el Principado, así como la previsión para los próximos meses.

Respecto al verano, ha señalado que ha sido muy caluroso, el séptimo más cálido desde 1981, con una temperatura media entre 1,5 y 2 grados por encima de lo habitual. En el apartado de las precipitaciones, ha subrayado que ha sido muy húmedo, el sexto con más lluvias desde 1981. En este sentido, ha apuntado que ha sido provocado por unos meses de junio y julio «muy lluviosos, el tercer julio y cuarto junio más lluviosos desde 1981».

Seguir leyendo

Comentarios

Adrián, Beatriz, Carlos... los nuevos nombres para las borrascas fuertes