Así son los asturianos de septiembre de 2018 (según el CIS)

Centristas, poco religiosos, con mucho apego a la democracia y muy polarizados respecto a la reorganización del Estado


Redaccion

Los asturianos de septiembre del año 2018, al menos los que fueron consultados por el Centro de Investigaciones Sociológicas, se definen como gente moderada y centrista, son a mucha distancia del resto de territorios del Estado los que creen que no hay mejor forma de gobierno que la democracia y no están dispuestos a admitir excepciones que justifiquen una dictadura; se sienten muy orgullosos de cómo se desarrollo el proceso de Transición política hace 40 años pero creen de forma mayoritaria que la Constitución debe reformarse sobre todo para aumentar la protección de los derechos sociales. Son muy poco religiosos o, al menos, casi nunca asisten a ceremonias religiosas, muy poco respecto al resto de comunidades; y de forma mayoritaria, con muchísima distancia respecto a cualquier otro problema, lo que más preocupa a los asturianos es el paro, la posibilidad de quedarse ellos mismos en situación de desempleo o que le suceda a sus allegados.

Los más democrátas

La última encuesta del CIS realiza un amplio abanico de cuestiones sobre asuntos de muy diversa índole que se ofrecen por comunidades autónomas y, en ellas, Asturias destaca de manera singular en varios puntos. Por ejemplo, los asturianos aman la democracia con mayor intensidad que cualquier otro territorio del Estado, son los que con mayor rotundidad (en un 94,7%) de los casos afirmativa que comparte la frase de que «la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno» y apenas un 2,7% justificaría en alguna circunstancia un régimen autoritario. También está en Asturias el porcentaje más elevado (el 14%) de personas que se dicen muy satisfechas respecto a la forma en que funciona la democracia en España, aunque la mayoría (el 52%) sólo está bastante satisfecho, un 28% poco satisfecho. En Asturias, entre los encuestados, el 88% dice sentirse orgulloso de cómo se desarrolló la Transición de la dictadura a la democracia, el porcentaje más elevado del Estado y aunque el apoyo a la Constitución también es mayoritario, el deseo de reformarla cuenta con un muy relevante apoyo.

Sí a reformar la Constitución

Un 58% de los asturianos cree necesario reformar la Carta Magna 40 años después de su aprobación frente al 22,7% partidario de dejarla como está. Entre quienes quieren cambiarla se dividen a la mitad los que quieren una reforma amplia y una pequeña y respecto a qué puntos deben reformarse destacan de forma intensa la necesidad de mejorar la protección de los derechos sociales (29,5%), incrementar la transparencia y el control de la actividad política (27,3%), mejorar la coordinación de las competencias en sanidad y educación (un 25%), la sucesión de la corona --que en la actualidad hace prevalecer al heredero varón-- (un 22%) y también garantizar mayor igualdad para las mujeres (un 15%).  

Centristas, jacobinos y algo polarizados 

En la serie de cuestiones sobre actualidad y autodefinición política, la encuesta del CIS ofrece varios resultados interesantes. De forma muy mayoritaria (en realidad con el porcentaje más amplio del Estado) los asturianos se definen como de centro situándose el 37,3% en el número 5 en la escala entre 1 (izquierda) y 10 (derecha). El espectro político está divido ya que la suma de puntos de izquierda es del 20% y de derecha 19,9% aunque ninguno de los encuestados si situó en los extremos más conservadores (ni 9 ni 10). Usando la misma escala, a la hora de identificar a los distintos partidos políticos, los asturianos ven al PP muy a la derecha (7 y 8 son los puntos más remarcados), al PSOE en el centro (con 4 y 5), a Ciudadanos algo escorado a la derecha (6 y 7), a Podemos a la izquierda (1 y 3) y lo mismo a Izquierda Unida (1 y 2).

Respecto a la organización territorial del Estado, los asturianos están divididos. Hay un porcentaje muy elevado, del 34,7% y que destaca respecto al resto de comunidades, decididamente recentralizador y jacobino que quisiera un gobierno central sin autonomías. Pese a todo, no es la opción mayoritaria, el 38,7% está cómodo con el sistema autonómico actual, un 5,3% daría mayor grado de autonomía a los territorios, un 2,7 sería partidario incluso de que pudieran optar por la indepencia y un 10,7% está contento con las comunidades aunque les quitaría competencias. Es en Asturias también donde un mayor porcentaje de personas declara sentirse tan español como asturiano (el 76%), frente a un 12% que se identifica como sólo español, y un 4% más español que asturiano. También un 5,3% se siente más asturiano que español y un 1,3% sólo asturiano.

En la valoración de cómo lo está haciendo el Ejecutivo de Pedro Sánchez, Asturias se muestra polarizada y con respuestas más extremas que otras comunidades. Es en el Principado donde un mayor porcentaje de los consultados (un 20%) está dispuesto a calificar su actuación de buena (un 1,3% muy buena) y, a la par, es también donde mayor número de personas (un 22%) la califica de muy mala (un 17,3 sólo mala). La respuesta de «regular» es la mayoritaria con un 33%.

La felicidad y lo que preocupa

Lo que más preocupa a los asturianos es el paro (con un 64%), seguido de los problemas de índole económica. La mayoría (un 45%) califica la situación económica del presente como regular, también creen de forma mayoritaria que está igual que hace un año y que en el futuro seguirá igual. Es curioso que a la hora de valorar su propia situación económica personal, en Asturias se da un porcentaje muy elevado (del 60%) que la considera buena, y que destaca respecto al resto de territorios. Los asturianos dicen de forma muy mayoritaria, en un 71,9% de los casos, el más elevado del Estado, que no asiste casi nunca a ceremonias religiosas, son también bastante positivos sobre su felicidad. En una escala de 0 (completamente infeliz) a 10 (completamente feliz), la mayoría (un 22,7%) se sitúa en el 8, y un 14,7% se considera completamente feliz.

Valora este artículo

6 votos
Comentarios

Así son los asturianos de septiembre de 2018 (según el CIS)