La arquitectura, un derecho ciudadano

El Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias reclama la colaboración de las administraciones públicas con el sector en el Día Mundial de la Arquitectura

Sede del Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias
Sede del Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias

Redacción

«Es un derecho ciudadano contar con una Arquitectura de calidad, entendida esta como la disciplina que construye la ciudad. Cuando los profesionales arquitectos dan todo de sí mismos, a través de lo que mejor saben hacer, profesar, están demostrando su compromiso con los ciudadanos, devolviendo su conocimiento a la ciudadanía a través de su trabajo». Así lo explica Sonia Puente Landázuri, decana del Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias, con motivo del Día Mundial de la Arquitectura, que se celebra hoy. Además, añade que «para garantizar esta Arquitectura de calidad necesitamos contar con la sociedad en su conjunto interviniente en la construcción de la ciudad: las administraciones públicas, así como los agentes económicos y sociales».

En este sentido, Puente Landázuri explica que «una sociedad desarrollada como la nuestra debe potenciar el talento de sus profesionales altamente cualificados. Para contribuir a ello  la administración pública debe adoptar prácticas ejemplarizantes, a través de la contratación pública». «Debemos aspirar a concursos en los que prime la calidad frente a la cantidad, la transparencia, las retribuciones dignas, los tiempos en el proceso, la incorporación de jóvenes generaciones, la creación de equipos multidisciplinares flexibles…» dijo, y añadió que «sabemos que el camino de la calidad es la mejor forma de invertir los escasos recursos públicos de que disponemos».

Desde el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de Asturias, CSCAE,  explican que «los arquitectos y arquitectas, como todos los ciudadanos, aspiramos a construir un mundo mejor que dejar como legado para las siguientes generaciones». Durante los últimos años se está consolidando un movimiento global, impulsado desde Naciones Unidas y con el consenso mayoritario de casi todos los países que la integran, para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible -ODS-, con la Agenda 2030 como una estrategia global y las diferentes Agendas Urbanas para llevarla a cabo. De esta manera se construye un proyecto de futuro colectivo para nuestro planeta.

«Las actuaciones necesarias para avanzar en dicha dirección nos llevan a ofrecer una respuesta al cambio climático, incorporar nuevas tecnologías y digitalización, responder al cambio acelerado de modos de vida y de trabajo, adaptarnos a los nuevos requerimientos en seguridad, salud y movilidad y redefinir el uso del espacio público, físico y virtual», explican. «Todas estas cuestiones pasan inevitablemente por transformar, rehabilitar y regenerar nuestras ciudades, barrios, espacios públicos, edificios y viviendas» añade el CSCAE.

«Nuestro patrimonio construido, levantado en tiempos muy distintos a los actuales, se ha convertido en un freno, pues responde a necesidades, formas de vida y de trabajo que ya no son nuestras, consumiendo además recursos que no tenemos», dice el manifiesto preparado por el CSCAE para la celebración del Día Mundial de la Arquitectura, y añade que «transformarlo y prepararlo para las nuevas necesidades constituye, seguramente, un formidable reto y nuestra mejor oportunidad para construir un entorno y un futuro mejor».

La Arquitectura dispone de mecanismos para transformar esta utopía en una realidad. Así lo ha puesto de manifiesto la Declaración de DAVOS que impulsa la calidad del entorno construido y que ha sido firmada este año por los Ministros de Cultura y Jefes de las Delegaciones de los países firmantes del Convenio Cultural Europeo y de los estados observadores del Consejo de Europa.

«Los profesionales dedicados a la Arquitectura, conscientes del reto que afrontamos y del papel que nuestro trabajo debe desempeñar, manifestamos nuestro compromiso y lo asumimos como núcleo central de nuestra misión profesional, convencidos de que la Arquitectura, como en otros momentos semejantes en la historia, va a contribuir de forma decisiva en la construcción de un mundo mejor», concluyen.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La arquitectura, un derecho ciudadano