Luz verde para que Repsol compre los activos asturianos de Viesgo

Juan M. Arribas REDACCIÓN

ASTURIAS

Central de Doiras
Central de Doiras

La compañía petrolera adquiere activos en el Oriente y Occidente del Principado

08 oct 2018 . Actualizado a las 19:09 h.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha autorizado en primera fase la compra por Repsol de activos de Viesgo, según consta en los registros del superregulador. En concreto, Repsol se ha hecho con la central Navia, formada por las tres centrales de Arbón, Doiras y Silvón, que se encuentran en el río Navia, con una potencia instalada de 202 MW. Y también se ha hecho con la central Picos. Está compuesta por cinco centrales: las asturianas de Camarmeña y Arenas, que se encuentran en el río Cares, las de Urdón y La Paraya, situadas en los ríos Urdón Aller, respectivamente, y la Central de la Remolina, que se encuentra en el Alto Esla, al norte de la provincia de León. La agrupación tiene una potencia total instalada de 114 MW.

La operación fue notificada al organismo a principios del pasado mes de septiembre y ha recibido la autorización del consejo de la CNMC el 27 de septiembre. De esta manera, la compañía presidida por Antonio Brufau da un paso más para iniciar su actividad en los mercados de comercialización de electricidad y gas de España.

A finales del pasado mes de junio, Repsol alcanzó un acuerdo con los fondos Macquarie y Wren House, valorado en 750 millones de euros, para la adquisición de una capacidad de generación de bajas emisiones de 2.350 megavatios (MW) y una cartera de cerca de 750.000 clientes de Viesgo, con lo que la petrolera reforzará su posición como proveedor multienergía.