«El periodismo es indispensable para la democracia»

La periodista mexicana Alma Estela Guillermoprieto, Princesa de Asturias de Comunicación ha sido la primera de los ocho galardonados este año con estos premios en llegar a Oviedo

La periodista mexicana Alma Guillermoprieto, Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2018,
La periodista mexicana Alma Guillermoprieto, Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2018,

Redaccion

La periodista mexicana Alma Estela Guillermoprieto, Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2018, ha sido la primera de los ocho galardonados este año con estos premios en llegar a Oviedo, donde el próximo viernes el rey Felipe presidirá la gala de entrega de estas distinciones.

Guillermoprieto llegó pasadas las 19:15 horas al Hotel de la Reconquista de Oviedo que durante esta semana se convertirá en el epicentro de los galardones que anualmente concede la Fundación Princesa de Asturias, reconocidos entre los más prestigiosos de cuantos se otorgan en España.

La concesión de este premio «es un enorme honor y un reconocimiento que mis colegas en América latina han reconocido como propio y que agradezco», ha señalado la premiada tras llegar a la capital asturiana, informó EFE.

Guillermoprieto, tercera mujer en recibir este galardón - María Zambrano lo obtuvo en 1981 y la fotógrafa estadounidense Annie Leibovitz en 2013- ha mostrado su deseo de que a partir de ahora la repartición de este premio sea más equitativa y ha defendido la labor que llevan a cabo los periodistas de a pié.

«Siento que, en la medida en que nosotros somos necesarios para que el mundo moderno marche bien, no sólo somos necesarios, sino indispensables para la democracia», ha afirmado Guillermoprieto, antes de incidir en que los periodistas hacen tanta falta que «no pueden desaparecer».

Al recordarle que había señalado en alguna ocasión que en esta profesión aún hay motivos para el optimismo, la periodista mexicana ha afirmado que es así, a pesar de que a veces cueste creerlo porque actualmente se vive un «momento tremendamente difícil de transición, que es una revolución, y las revoluciones cuestan y nos tienen a nosotros muchas veces como víctimas».

La periodista mexicana fue distinguida con este premio en reconocimiento a su escritura «clara, rotunda y comprometida», su «larga trayectoria profesional», su «profundo conocimiento de la compleja realidad» latinoamericana y la forma en la que supo transmitirlo a los lectores angloparlantes, «tendiendo, de ese modo, puentes en todo el continente».

Esta escritora, profesora y periodista mexicana, que fue bailarina antes de lanzarse a escribir como 'freelance' en la década de los 70, encarnó a lo largo de cuarenta años de crónicas y reportajes «los mejores valores del periodismo en la sociedad contemporánea».

Mañana mismo, tiene previsto en Mieres un encuentro con estudiantes de ESO de centros educativos asturianos que han participado en el programa «Toma la palabra». «Periodistas con alma» y otro acto en la capital asturiana con clubes de lectura de bibliotecas públicas en el que se repasará la trayectoria de la galardonada.

Miembro honoraria de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias, Alma Guillermoprieto (Ciudad de México, 1949) inició su trayectoria como periodista cubriendo la insurrección nicaragüense de finales de los 70 para «The Guardian» y fue una de las dos reporteras que desveló, en su caso en «The Washington Post», la masacre de civiles en El Mozote (El Salvador), con la muerte de unas mil personas en 1981.

Considerada como un referente internacional sobre la compleja realidad de Iberoamérica, es autora de numerosos libros, entre ellos «La Habana en un espejo» (2005), en el que describe la vida cotidiana con la revolución castrista.

Profesora en la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, Guillermoprieto está en posesión de numerosos premios, y entre los últimos, el Ortega y Gasset a la trayectoria profesional que el diario El País le otorgó el pasado año.

El pasado año fue reconocido con el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades el grupo de músicos y humoristas argentinos Les Luthiers.

Cada premio Princesa de Asturias está dotado con la reproducción de una escultura diseñada por Joan Miró, la cantidad en metálico de 50.000 euros, un diploma y una insignia

Comentarios

«El periodismo es indispensable para la democracia»