El Gobierno sondeará a otras compañías para hacerse cargo de las plantas

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, dice que algo «no cuadra» en las explicaciones de Alcoa para cerrar en Avilés y A Coruña

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.
La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha dicho hoy que algo «no cuadra» en las explicaciones del fabricante de aluminio Alcoa para cerrar dos de sus tres plantas en España y ha señalado que su decisión puede llevar a revisar y retrasar la próxima subasta de interrumpibilidad. Ribera ha añadido que ahora habrá que ver si es una decisión irreversible, si se puede abordar de otro modo o ver si hay otras compañías que fabrican aluminio, un producto en alza en los mercados, interesadas en hacerse cargo de las instalaciones.

La ministra, en una entrevista a Onda Cero, ha afirmado que tanto a ella como a la ministra de Industria, Reyes Maroto, las ha pillado por sorpresa el anuncio de cierre de Alcoa, que ha asegurado que se ha comunicado sin previo aviso. Ha explicado que habría que revisar con la empresa cuáles son los motivos reales de esos cierres, cuando sus balances todavía venían presentando beneficios.

«Algo no cuadra en esta operación y, sin embargo, sí sabemos que de las tres plantas que tienen en España justo cierran las dos en que no han acometido inversiones de mejora en los últimos años», ha añadido Ribera, que ha dicho que hay algo que «más bien parece estar centrado en la propia estrategia y abandono de inversiones de la multinacional».

Respecto a que Alcoa alegue el alto precio de la electricidad en España para cerrar esas dos fábricas, la ministra ha manifestado que España cuenta con un marco de acompañamiento a la industria electrointensiva para sus costes eléctricos, las subastas de interrumpibilidad, unos pagos que reciben este tipo de empresas en compensación por estar dispuestas a desconectarse en caso de que ello sea necesario para la seguridad del suministro.

Ribera ha recordado que Alcoa ha sido una o la principal beneficiaria en los últimos años en el volumen de potencia interrumpible adjudicada en estas subastas y, de hecho, el Ministerio para la Transición Ecológica estaba ultimando la convocatoria de la próxima, y explica que se han quedado «un poco parados».

Ha dicho que el que Alcoa no vaya a acudir a la subasta, siendo una de las principales beneficiarias de ese apoyo al precio de la electricidad, igual hace que haya que «ralentizar» la convocatoria y volver a repensar los términos de la misma para que pueda haber otras empresas que sí se beneficien.

Teresa Ribera ha afirmado que Alcoa sabía que el Ministerio estaba a punto de sacar la convocatoria y que le sorprenden unas afirmaciones que no sólo están fuera de la realidad, sino que no son «del todo bienintencionadas» o más bien una excusa, una cortina de humo, para ocultar sus motivos, que debería exponer con mayor claridad para ver hasta qué punto se pueden resolver.

Ha reiterado que el anuncio de la multinacional ha sido «sorpresivo», aunque cada vez que se preparaban las convocatorias de subastas de interrumpibilidad advertía de la posibilidad de irse de España.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El Gobierno sondeará a otras compañías para hacerse cargo de las plantas