Esto es lo que el comisario Villarejo opina sobre el inspector asturiano que lo denunció

Juan M. Arribas

ASTURIAS

El excomisario Villarejo permanece en prisión preventiva
El excomisario Villarejo permanece en prisión preventiva

El polémico policía cordobés declaró ante el juez desde la cárcel de Estremera

30 oct 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Es uno de los grandes conocedores de las cloacas del Estado y sigue estando en el ojo del huracán. El polémico comisario Villarejo, en su última declaración ante el juez desde la cárcel de Estremera, donde pasa sus días, ha dado su opinión ambivalente sobre el inspector gijonés Rubén Eladio Pérez, adscrito en su día a Asuntos Internos y que fue quien denunció inicialmente a Villarejo junto a su superior, el comisario Marcelino Martín Blas. Para Villarejo, Rubén Eladio Pérez ha sido «instrumentalizado», pero es un policía «concienzudo».

La declaración, José Manuel Villarejo pasa revista tanto a Martín Blas como a Rubén Eladio López. El inspector gijonés es el autor de un cúmulo de informes de Asuntos Internos en los que se denunciaban las actividades de Villarejo. La primera de ellas, la trama urdida alrededor del pequeño NIcolás, fue la cerilla que encendió la mecha de los bajos fondos de Villarejo. Las vinculaciones del polémico comisario con Francisco Nicolás Gómez fueron destapadas por el policía asturiano e incluidas en la investigación del caso Nicolay.

En la declaración de Estremera, con su particular estilo, Villarejo da su opinión sobre el inspector Rubén Eladio Pérez. «Tenía muchas cosas que hacer que no preocuparme de él, del inspector Rubén», afirma Villarejo. El policía cordobés afirma que nunca ha considerado un enemigo al inspector gijonés: «Por supuesto no lo he considerado nunca un enemigo. Me ha parecido un señor al que han instrumentalizado», aludiendo sin dar nombre al comisario Martín Blas. Villarejo matiza: «Además no tengo mala opinión profesional porque me han dicho que este señor Rubén (sic) es un hombre concienzudo».