La negociación para el futuro de Hunosa apenas avanza a 40 días del cierre

Carmen Liedo REDACCIÓN

ASTURIAS

Economato de Hunosa
Economato de Hunosa Archivo Histórico Minero

El análisis de los «graves incumplimientos» del Plan de Empresa 2013-2018 lastra la segunda reunión con los sindicatos que piden a la SEPI «un esfuerzo adicional» por el empleo

22 nov 2018 . Actualizado a las 19:20 h.

La negociación del nuevo Plan de Empresa de Hunosa, con el cual los sindicatos pretenden dar un futuro al ente estatal, continuidad al carbón y garantizar el empleo, ha arrancado lastrada por los «graves incumplimientos» que se arrastran del plan 2013-2018, los cuáles quedan constatados al echar la vista atrás tanto en lo referente a la parte industrial, como a la de reactivación y a la de diversificación. Así, la segunda reunión celebrada entre representantes de la empresa minera y de los sindicatos ?la primera, celebrada el lunes, fue para constituir la mesa de negociación? concluyó sin apenas avances cuando tan sólo restan 40 días para el cierre de la minería no competitiva, que fija la Decisión 787 de la Unión Europea para el 31 de diciembre de 2018.

La reunión, que daba comienzo a las seis de la tarde y terminaba en torno a las nueve y media de la noche de ayer miércoles, dejaba mal sabor de boca a los representantes sindicales al comprobar con los datos presentados por Hunosa relativos al antiguo plan que ni mucho menos partían del punto que esperaban, con la consiguiente preocupación por los puestos de trabajo. El SOMA-FITAG-UGT ha señalado a la SEPI como «máxima responsable por los incumplimientos de estos años» y CC OO ha urgido una nueva reunión en la que se empiecen a concretar «los pilares fundamentales» sobre los que se ha de asentar el futuro Plan de Empresa ante el escaso margen de tiempo que hay.

Las manifestaciones del SOMA al término de la reunión han tenido un tono especialmente crítico en vista de lo que se ha sacado en claro del Plan de Empresa 2013-2018, y es que si el «objetivo fundamental» de éste era eliminar la incertidumbre sobre el futuro de las explotaciones mineras, mediante un plan industrial concreto, a la vez que se articulaban medidas sociales y se planteaban actividades empresariales alternativas rentables y sostenibles en el tiempo para minimizar el impacto sobre el personal de HUNOSA, el secretario de este sindicato ha asegurado que «estamos muy lejos de ese objetivo, incluida una desviación importante en la producción de carbón». Por esa razón, «tenemos que decir que no partimos de donde preveíamos», ha trasladado José Luis Alperi, que ha considerado a la «SEPI la máxima responsable por los incumplimientos de estos años».