Alcoa insta a los representantes de A Coruña a sentarse con los de Avilés a negociar el futuro de la planta

La multinacional avisa de que se pueden perder «oportunidades de negociar nuevas propuestas»


Redacción / La Voz

La dirección de la multinacional Alcoa ha instado de nuevo -lo lleva haciendo toda esta semana- a los representantes de los trabajadores de la planta de A Coruña a que se sienten junto a sus colegas de la factoría de Avilés para negociar el futuro de esas dos centrales, amenazadas por el cierre con un ERE de extinción.

El lunes se retoman las negociaciones de ese expediente, aunque en realidad no hay tal negociación, ya que la ausencia de los representantes gallegos (los de Avilés sí han acudido a las cuatro citas planteadas) ha hecho que no se puedan iniciar las conversaciones. Pero el reloj sigue corriendo: el día 30 se acaba el período formal de consultas del ERE. «Si el comité de la fábrica de A Coruña no va a la reunión el lunes con excusas que no se justifican, pueden poner a las plantillas de Aviles y la propia de A Coruña en una situación en la que todos los trabajadores van a perder oportunidades de negociar nuevas propuestas con la empresa, todo por esa nula interlocución por parte de la dirección del comité de A Coruña», dicen fuentes de la compañía. «Queda poco tiempo para poder retomar la situación», insisten esas fuentes.

Alcoa no ha contestado a la petición de la plantilla de A Coruña de negociar ese expediente desde Galicia, y ha pedido un arbitraje al Consello Galego de Relacions Laborais. Los sindicatos también quieren que la multinacional paralice la negociación a la espera de lo que pueda dictaminar un juez holandés, que el día 3 (salvo cambios en el calendario) dictaminará sobre la improcedencia o no de ese ERE en España. Tampoco se ha puesto sobre la mesa si hay o no un comprador que pueda hacerse con las plantas, como acaba de suceder con la factoría de Vestas en León, también amenazada por el cierre, y que acaba de encontrar inversor.

Mientras, según avanzaba hoy la cadena TPA (la televisión autonómica asturiana), Alcoa está cerrando pedidos para el 2019 para su fábrica de Avilés, «contratos con proveedores y pedidos de enero en adelante, unas fechas en las que, si siguiera la declaración del ERE al pie de la letra, la planta podría estar cerrada», apunta la cadena. «Alcoa está tomando medidas para mantener la actividad al menos durante los primeros meses de 2019, mientras que en A Coruña se está viviendo la situación contraria, los pedidos están parados totalmente», añaden desde TPA. Fuentes de Alcoa no han confirmado esta situación.

Comentarios

Alcoa insta a los representantes de A Coruña a sentarse con los de Avilés a negociar el futuro de la planta