La izquierda pacta su primer presupuesto de la legislatura

Susana Machargo
Susana D. Machargo REDACCIÓN

ASTURIAS

Daniel Ripa, Enrique López y Gadea Rosete, en el Consejo Ciudadano de Podemos
Daniel Ripa, Enrique López y Gadea Rosete, en el Consejo Ciudadano de Podemos

Podemos e Izquierda Unida respaldan las últimas cuentas de la era de Javier Fernández. Sanidad, Educación e Igualdad centran las aportaciones de la formación morada.

27 nov 2018 . Actualizado a las 09:02 h.

Hubo conversaciones hasta el último momento. El propio lunes volvieron a verse en persona. Había mejores expectativas que en ejercicios anteriores y eso ha terminado por concretarse. Podemos acaba de dar el visto bueno al presupuesto del Principado 2018. Su Consejo Ciudadano lo ha respaldado. Horas antes lo había hecho Izquierda Unida (IU). Así, a solo seis meses de las elecciones, la izquierda pacta sus primeras cuentas, las últimas de la era de Javier Fernández como presidente. 

El Consejo Ciudadano de Podemos no ha registrado ningún voto en contra, tras algo más de dos horas de reunión, en la que los negociadores han desgranado todos los detalles. Lo ha explicado el portavoz de la formación en la Junta General del Principado, Enrique López. «No son nuestros presupuestos pero tienen muchas cosas diferentes. Van a suponer un avance importante», ha aclarado. Suponen también un cambio de estrategia para el partido, según sus palabras. «Hoy es un día importante para Asturias y también para Podemos Asturies. Es el primer paso para que esta fuerza se convierta en una fuerza de Gobierno, para cambiar de arriba abajo está región en declive», ha argumentado. La prioridad ha sido «tumbar el presupuesto que el PSOE había pactado con el PP y que está prorrogado». Luego llegará el momento de que se materialice y de que la gente «visualice el cambio».

No obstante, este recién estrenado entendimiento no ha impedido que la desconfianza con el PSOE siguiera fluyendo. Enrique López ha asegurado que las conversaciones se han encontrado con «constantes dificultades». Su principal queja ha sido la falta de información. Podemos ha denunciado que ha tenido muy pocos datos «para poder hacer propuestas rigurosas». Incluso su secretario general, Daniel Ripa, reclamó el domingo por la noche la intervención del máximo responsable de la FSA, Adrián Barbón. Todo eso ha quedado atrás, pero López lo ha seguido recordando. «La negociación ha sido dura», ha explicado.

Las medidas

Al margen del calado político del acuerdo, están las medidas concretas. El portavoz ha comentado las más relevantes. El sector educativo se lleva una buena parte. Las tasas universitarias bajarán ya el próximo curso un 25%. Esto convertirá al Principado en la segunda región con una formación superior más asequible. Para superar a Galicia, que es la primera, hubiera sido necesaria una rebaja del 30%, que el PSOE no aceptó. Los docentes de Secundaria tendrán una rebaja de la carga lectiva a 18 horas y los cuerpos de maestros negociarán la recuperación total de la suya a partir del próximo año. La etapa de 0 a 3 años, que se había convertido en un auténtico escollo, también se lleva su bocado. Su partida crece un 34%. Podemos asegura que el Gobierno ha aceptado el mantenimiento íntegro de cualquier nueva unidad que se abra y también que tenga la consideración de crédito ampliable, como el salario social. Esto supone que se garantizan todos los fondos que sean necesarios, sin ningún tipo de limitación. «Esta etapa deja de ser un servicio y se convierte en un derecho», ha explicado Enrique López.  

El capítulo sanitario abarca varias medidas, unas requieren de más dinero y, en cambio, otras tienen partidas más pequeños pero una gran repercusión, a juicio de Podemos. La recuperación de las 35 horas semanales podría crear 301 contratos, según sus cuentas. Además, se dotan 60 plazas vacantes de médicos como medida de choque contra las listas de espera. Al mismo tiempo, se habilita una unidad de gestión para mejorar el uso que se hace de los recursos y se hará pública toda la información sobre las derivaciones a centros concertados y privados.

El Consejo Ciudadano ha dado el visto bueno a más medidas que no se han detallado hasta este extremo, algunas en políticas de creación de empleo y otras de igualdad de género. Se ha introducido la declaración responsable en el salario mínimo, lo que evitará que posibles beneficiarios no perciban el dinero por problemas burocráticos en la tramitación. Podemos ha cifrado en 12 millones de euros su aportación en el anexo de inversiones.

El sí de IU

Horas antes Izquierda Unida ya había dicho sí. El coordinador general de Izquierda Unida de Asturias, Ramón Argüelles, había explicado que su formación iba a apoyar los presupuestos autonómicos para 2019 porque recogen «buena parte» de sus exigencias, según recoge Europa Press. Argüelles había avanzado que su formación dará el visto bueno a los presupuestos de Asturias, negociados en las últimas semanas con el Gobierno del Principado y que esperaba que en esta ocasión se pudiese llegar a un acuerdo «por la izquierda que permita dotar a la comunidad autónoma de un presupuesto progresista». Sus deseos se han cumplido.

Los avances de las negociaciones fueron dados a conocer este lunes en la Coordinadora que celebró la organización. El encargado de explicar el proceso fue el diputado Ovidio Zapico, quien destacó la importancia de estas cuentas para poder articular políticas de cambio en 2019.