Había pasado desapercibido, pero Vox lo ha recordado. El pasado día 1 dos dirigentes regionales del partido ultraderechista (Rodolfo Espina e Ignacio Blanco) se reunieron con el presidente de la patronal, Belarmino Feito para hablar de proyectos políticos y económicos en común. Según relata Vox, el encuentro plasmó la sintonía de la formación ultra con la actual patronal en materia económica. Feito ha adquirido en los últimos días una fuerte relevancia pública al lanzar delante de 800 empresarios un documento de 22 acciones ineludibles para el progreso de Asturias, un informe que ha sido repudiado por las fuerzas de izquierda que cuentan con la mayoría del parlamento. Vox aprovechó el encuentro para trasladar su apoyo a Feito y felicitar el cambio de estrategia de la patronal, con el fuerte personalismo de Feito, un protagonismo «que tanto se ha echado en falta en periodos anteriores de la patronal», según Vox. Los dirigentes ultraderechistas solo recriminaron que el documento sumaba demasiadas recetas sobre la administración regional y que debería centrarse más en lo que «los empresarios pueden hacer por sí mismos para Asturias». Es decir: menos Estado, como el mandamiento ultraliberal aconseja. Vox le trasladó también su dietario ideológico: drástica reducción de impuestos y gasto público inútil, liberalización del suelo, devolución de competencias en sanidad y educación y libertad de empresa y educativa. Menos injerencias burocráticas y que los empresarios creen riqueza. Esperemos que también la sepan repartir para Asturias.

Tags
Comentarios

La sintonía de Vox con el nuevo discurso de la patronal asturiana