El asturiano que salvó el teatro de títeres más antiguo de París

La Voz REDACCIÓN

ASTURIAS

José Luis González en el Teatro de Guiñol de los Campos Elíseos.
José Luis González en el Teatro de Guiñol de los Campos Elíseos. Teatro de Guiñol de los Campos

José Luis González, que se exilió huyendo del franquismo, mantiene desde hace 40 años el retablo de la capital francesa

06 dic 2018 . Actualizado a las 12:26 h.

En un discreto rincón de los Campos Elíseos, a pocos metros del palacio presidencial, suena la campana del teatro de guiñol más antiguo de París, que desde hace 40 años vive gracias a las manos de un rebelde asturiano, convertido en un personaje más de la capital francesa.

Nacido de sangre republicana en un refugio de Begoña (Asturias) cuando estalló la Guerra Civil española en 1936, José Luis González confiesa a Efe que nunca se llevó bien con la autoridad.

Enfundado en su boina y su americana de «tweed», el titiritero recuerda que, cuando tenía ocho años, un monje dominicano le reprendió por haber pronunciado la palabra «coño» en el recreo y él, después de contestarle, se escapó del colegio.