Ecologistas denuncian una obra en el corazón de Redes

El colectivo ANA exige la paralización de las obras de ampliación de la carretera de Rioseco a Soto de Agues, punto de inicio de la Ruta del Alba

Vecinos pasean por la actual carretera que une Rioseco y Soto de Agues, en Redes
Vecinos pasean por la actual carretera que une Rioseco y Soto de Agues, en Redes

redacción

«La ampliación de la carretera de Rioseco a Soto de Agues es un despilfarro y una agresión a personas y  medio ambiente». En estos términos se expresa el colectivo Amigos de la Naturaleza Asturiana (ANA) contra un proyecto que se pretende ejecutar dentro de la Reserva de la Biosfera de Redes y que está en fase de información pública de las expropiaciones. Explica que consiste en el acondicionamiento de la carretera que conecta Rioseco, la capital del concejo de Sobrescobio, con la localidad de Soto de Agues, para ampliar la anchura de la calzada de cuatro a seis metros, eliminar curvas y aumentar la velocidad de circulación hasta unos 90 kilómetros horas. «Todo ello con un coste de varios millones de euros para menos de tres kilómetros y con un impacto grave sobre el medio ambiente, la ganadería y habitantes de la zona», denuncia y reclama su paralización para realizar un estudio adecuado del impacto.

Los portavoces de ANA consideran que, en la actualidad, esta carretera local, similar a las de acceso a otros pequeños pueblos, «presta servicio de forma razonable a los tráficos locales y turísticos de la zona y no requiere ningún aumento de anchura ni de velocidad de circulación del tráfico». En todo caso, entienden que se puede reparar el firme, mejorar las cunetas y la señalización, además de acondicionar una acera o una senda paralela, para peatones, ciclistas y ganaderos. Recuerdan que esta vía da servicio a otras localidades, como Villamorey o Ladines y que es la que se utiliza para llegar al inicio de la popular Ruta del Alba. Pero también resulta imprescindible para el movimiento del ganado a los pastizales y prados de la zona y como ruta de paseo de los vecinos, en su mayoría personas mayores.

El colectivo más perjuicios que ventajas, además del despilfarro de recursos públicos. Denuncia que tendría un impacto negativo sobre el medio ambiente, porque habría que talar árboles valioso, sobre las personas, que correrían más peligro por el incremento de la velocidad de los vehículos; sobre el patrimonio, porque habría que eliminar muros y cierres tradicionales para construir taludes y escolleras; y, finalmente, sobre la ganadería, que se encontrará con nuevas barreras.

Con todos estos argumentos sobre la mesa, ANA ha presentado alegaciones y ha solicitado la paralización del proyecto, para que se revisen todos los impactos que teme. 

Valora este artículo

15 votos
Tags
Comentarios

Ecologistas denuncian una obra en el corazón de Redes