Ni la mejoría económica frena el éxodo laboral en Asturias

La región pierde un millar de trabajadores al año. La Agencia Tributaria reconoce que el número de trabajadores que abandona el Principado sigue aumentando

Trabajadores durante un cambio de turno
Trabajadores durante un cambio de turno

redacción

Ni la mejoría económica ha conseguido frenar el éxodo laboral que atenaza al Principado desde hace años. La región pierde más de un millar de trabajadores ejercicio tras ejercicio. El número de asturianos que busca de un empleo en otro territorio mantiene una escalada imparable y roza los 4.000. El único dato positivo que contrarresta esta noticia es que también ha subido el número de llegadas, es decir, que se está intensificando la movilidad y que, por tanto, el saldo migratorio laboral se mantiene en unos números rojos estables. En lo que no parece haber demasiados cambios es en los territorios en los que los asturianos buscan nuevas oportunidades. Madrid sigue siendo el gran polo de referencia. A continuación se sitúa Castilla y León. Ambos son también los máximos emisores de mano de obra en sentido contrario. Así aparece reflejado en la estadística denominada Movilidad del mercado de trabajo 2016-2017, que acaba de publicar la Agencia Tributaria.

El último ejercicio completo, el de 2017, aporta numerosas claves. En esos 12 meses, se fueron del Principado 3.856 trabajadores, la cifra más alta de la serie histórica en la última década. Hay que remontarse a los años 2006 y 2007 para encontrar datos peores. Lo destacable de 2017 no se ciñe al dato en sí sino a la tendencia. La gráfica de salidas se eleva. Los flujos de entrada también. Eso permite compensar el éxodo laboral que sufre Asturias.

La Agencia Tributaria indica que el año pasado se cerró con un total de 366.475 asalariados, 4.000 más que el año anterior. Esto implica que pese a que el saldo de movilidad es negativo y se va más gente de la que entra, dentro de Asturias se registraron más altas que bajas. La creación de empleo se dejó notar en todas las comunidades. La cifra de asalariados aumentó en las 17 autonomías, aunque en proporciones diferentes. Lo que varía son los saldos migratorios. Algunas como Madrid, Cataluña, Canarias o Baleares ganan por el traslado de mano de obra de otros territorios. En cambio, como Asturias, tienen números rojos significativos Andalucía, Castilla y León o Castilla-La Mancha. 

Madrid sigue siendo el principal polo de referencia pero pierde peso con respecto a otros mercados laborales. De los 3.856 trabajadores que abandonaron el Principado, 1.328 se fueron a la capital. La cifra sigue siendo importante pero hay otras regiones que crecen. Otros 479 se fueron a Castilla y León y 429 a Cataluña. Galicia captó 376 asturianos y Andalucía a 206. Curiosamente, Canarias y Baleares, que tienen un saldo positivo en movimientos, no están entre los destinos favoritos de los asturianos. 

Hay regiones con las que se mantiene casi una paridad. Eso pasa, por citar un ejemplo, con Galicia. El año pasado 376 asturianos cruzaron el Eo para trabajar en dirección a Galicia. 343 lo hicieron en sentido contrario. Con Castilla y León, el Principado sale ganando. Recibe más de los que envía.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Tags
Comentarios

Ni la mejoría económica frena el éxodo laboral en Asturias